Marketing digital para gente como uno

Episodio 74 | El círculo de interés y el círculo de influencia en primera persona.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

Hace un tiempo alguien me habló del círculo de interés y del círculo de influencia y a partir de ese momento mi vida dio un giro de 180 grados, realmente fue un antes y un después. Hoy voy a compartir mi experiencia con la ilusión de que aquello que me fue de gran ayuda también te sea de utilidad.

¿Que es el círculo de interés y el de influencia?

El circulo de interés (o de preocupación) son todas aquellas cosas que nos interesan, que nos llaman la atención y nos distraen pero sobre las que no tenemos margen de acción, no las podemos cambiar.

Por el contrario el círculo de influencia son todas aquellas cosas que podemos modificar, nuestra vida, nuestras acciones o pensamientos.

Un episodio autobiográfico.

Aunque hay muchas definiciones y algunas más ajustadas que las que te acabo de dar prefiero no irme por las ramas. Me parece mucho mejor contar en primera persona lo valioso que fue para mi entender esto.

Cuando digo que se trata de un antes y un después no exagero en absoluto. Comprender este concepto tan sencillo pero tan importante, profundo y transformador a la vez me ayudo a enfrentar una situación complicada y salir adelante.

El negocio fallido y la depresión activa.

Hace unos años hice un programa de radio. Como decimos en Argentina “puse toda la carne al asador”, esfuerzo, energía, ideas, tiempo y hasta dinero que me prestaron en busca de un sueño. El programa salió fenomenal desde lo artístico y duró un par de años, sin embargo, desde lo económico no funcionó en absoluto.

Por entonces yo tenía más de 30 años y me encontré en la difícil situación de haber apostado todo, como se apuesta en las películas de casinos a un número, y perder todo lo que aposté. Esto me derrumbó.

Absorbido por las redes sociales.

Sin saber que hacer pasaba la mayor parte del día en las redes sociales comentando, confrontando e incluso discutiendo con distintas personas, conocidas y desconocidas por igual, sobre distintos temas, principalmente la política.

En esa época era un apasionado de la política, hoy me interesan otros asuntos que tienen más que ver con mi evolución personal y profesional.

Lo cierto es que los días, semanas y meses se me iban perdiendo el tiempo en discusiones sin sentido y sumergido en un estado anímico delicado. Llegué a plantearme si realmente valía la pena vivir.

Cambiar la cabeza para cambiar la realidad.

Cansado de esa situación insostenible decidí cambiar, salir del pozo y recordé que toda vez que estuve bien, que fui feliz tuvo mucho que ver con mi forma de pensar. Cuando me enfocaba en los aspectos positivos de la vida y no le prestaba atención a la “mala onda” todo iba mejor.

Lo primero que hice entonces fue elegir la información que quería consumir y desechar toda la que no me ayudaba a estar mejor. Dejé de mirar noticias, de conversar (o discutir) con los demás de política y solo leía, miraba o escuchaba contenidos que me ayudaran a estar mejor.

Alumno preparado y maestro al rescate.

Dicen por ahí que cuando el alumno está preparado llegá el maestro, y así fue. Un día me encontré con este concepto de “Círculo de interés y círculo de influencia” y a partir de allí esos pequeños cambios que empezaron a asomarse gracias a mi decisión de mejorar mi vida se aceleraron y profundizaron.

Definitivamente ya no le presté más atención a las cosas que no podía cambiar y puse todo el foco, energía y trabajo en lo que si está en mis manos modificar.

Conclusión.

Lo que a mí me sirve puede que no te sirva a vos, tal vez tengas otra visión de las cosas, otra manera de ver el mundo u otras herramientas para cambiar. O tal vez no necesites cambiar nada o no te interese.

Siempre digo que no soy gurú, ni mentor ni ejemplo de nada. Soy un tipo al que le pasan cosas y algunas de ellas, las que le son útiles para mejorar su vida personal y profesional, las comparte con los demás con la esperanza de poder ayudar a otros.

Por último. Enfocarse en las cosas que podemos cambiar y dejar aquello que no podemos cambiar desde nuestra posición actual no significa ser egoísta, vivir en una burbuja o no sentir empatía, tristeza, dolor o bronca por ciertas cosas que pasan en el mundo y que son injustas y dolorosas.

Se trata de empezar por uno ya que es un absurdo querer cambiar el mundo y no poder siquiera cambiar nuestra propia vida.

Contacto.

Espero que este contenido haya sido útil para vos como lo fue para mí. Te dejo el formulario de contacto para que me dejes tu comentario o tus consultas e inquietudes. Al toque te voy a responder.

1
×
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!