Marketing digital para gente como uno

302 ¿Cuál es el límite del diseño web?


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

¿Cuál es el límite del diseño web? ¿Un diseñador web debe encargarse de la estructura la funcionalidad y la estética de un sitio web y nada más? Debe asesorar sobre el marketing, escribir los textos, elegir las imágenes. ¿Dónde empieza y dónde termina el trabajo de un diseñador? Hoy intentaré dar respuesta a esas preguntas.

¿Cuál es el límite del diseño web?

Esto es algo que surge con frecuencia en las consultas de los oyentes y es además algo que siempre me planteo con cada cliente.

Hace un tiempo cuando la web solo podía hacerla un programador y su función era simplemente la de ser una especie de tarjeta del negocio con la dirección, el teléfono, el correo y alguna referencia a productos, servicios o la empresa este límite estaba claro.

El programador hacía la web y el cliente aportaba lo demás.

Un sitio web en 2020.

Como siempre digo en cada episodio un sitio web es central en la presencia digital y en el marketing online que un negocio, persona o profesional debe hacer para obtener visibilidad y clientes.

Es por ello que no se acaba solamente en el diseño, la funcionalidad o la estética. Tienen que darse una serie de condiciones para que esta herramienta ayude a quien la publica a lograr sus objetivos sean estos conseguir clientes, ventas de productos, contratación de servicios o suscriptores.

Es en este contexto que cobra relevancia la pregunta ¿cuál es el límite del diseño web? o dicho de otro modo ¿hasta donde debe aportar un diseñador web?

Un sitio web en 2020 tiene que estar bien hecho.

Cuando digo “bien hecho” hablo de todo, de la web como un conjunto que incluye el software, la estructura, la estética, las imágenes, los textos, la llamada en acción etc, etc.

En un mundo ideal el cliente aporta todos los elementos para hacer una buena página web pero quienes nos dedicamos a esto sabemos que en el mundo real, en nuestro día a día el cliente sabe poco o nada y lejos está de aportar los contenidos de calidad que requiere una web profesional para cumplir con sus objetivos de conversión.

Como resolver el dilema.

En mi caso concibo la tarea de diseñar una web como un todo que parte desde el asesoramiento desde la perspectiva del marketing digital.

El sitio web es (o debería ser) una herramienta para conseguir un fin y como diseñador web tengo que hacer que cada elemento de la misma ayuden a cumplir el objetivo que persigue.

De acuerdo a ello y también según cada proyecto en algunos casos ayudo con los textos, las imágenes y algunos ingredientes de marketing para que el sitio web que el cliente me encargó le aporte los beneficios que busca, para que sea una inversión y no un gasto.

¿Por qué lo hago? En principio porque me hace ser un mejor profesional, aportar más y paralelamente me aseguro que mi trabajo no se vea desmerecido por culpa de los malos o inadecuados contenidos aportados por el cliente.

En conclusión.

Tu cliente al solicitarte que diseñes tu web debería darte todo el material, las fotos y los textos perfectos.

Si no los tiene tendría que contratar un profesional para las imágenes y el copy pero en el mundo real esto rara vez ocurre y es por eso que a veces vas a tener que aportar un poquito más, ir algo más allá del límite del trabajo de diseño web.

Depende de vos saber cuándo hacerlo y en qué medida.

Enlaces.

Episodio 272 │ Enseñar diseño web a tus clientes.

Episodio 157 | Una página web profesional no la hace cualquiera.

Episodio 52 | No vendo humo, hago páginas web.

Contacto.

Te dejo el formulario para tus dudas, consultas o comentarios. Al toque te voy a responder.

También podés preguntarme por WhatsApp ingresando a respuestasdemarketing.com así te contesto en un episodio de mi otro podcast.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.