1521 No vendés, porque lo único que te importa es vender.

Hoy es lunes 10 de junio de 2024, estamos en el episodio 1521 y vengo a hablar de gente que no vende porque se mira el ombligo y también ejemplos de lo contrario.

Bienvenid@s a otro episodio.

Bienvenida y bienvenido a marketing para gente como uno.

Soy Carlos Malfatti, Consultor de Marketing y nos encontramos otra vez para hablar de Marketing, Emprendimiento, Redes Sociales, Contenidos, Publicidad y todo lo que tenés que saber para llegar a más personas, captar más clientes y vender más en internet.

Transcripción del episodio.

Transcripción del episodio:
Esta transcripción ha sido realizada de forma automática utilizando Whisper de Open Ai. Luego separando en párrafos con Chat GPT.
Es importante mencionar que podrías encontrar errores de ortografía, puntuación o gramática.

Introducción

No vendés porque te interesa vender, esa es la propuesta de hoy y paso a explicarte en un instante nada más. Esto tiene que ver con distintas experiencias que he venido teniendo a lo largo de los meses de este año con personas que se cruzaron conmigo por distintas razones, o bien porque querían solicitar mis servicios o bien porque querían ofrecerme servicios.

Caso de la Diseñadora Gráfica

Por supuesto que no hay lugar para todos porque podría ser una enciclopedia contándote todas aquellas cosas extrañas que me pasan cada día. Pero sí voy a citar un caso testigo de una persona que me envió un WhatsApp, de hecho, un WhatsApp como si fuese un spam porque yo no tenía a esa persona en mi lista de contactos y este aquí que me ofrecía diseño.

Según manifestaba, era diseñadora gráfica. Supongo que lo seguirá siendo aunque tengo mis serias dudas porque si su estrategia es enviar spam a las personas ofreciendo algo que las personas no pidieron y tal vez ni siquiera necesitan, y luego de recibir una respuesta ni siquiera responder a esas respuestas, bueno, tiendo a pensar que no debe estar muy canchera con esto de las ventas.

Te recuerdo que si no sos de Argentina, la palabra canchera tiene que ver con alguien que tiene expertise, alguien que está acostumbrado, alguien que es, no sé, un pro en lo que hace. Yo soy re canchero, a mí esto se me da muy bien. Bueno, te cuento el caso: me llegó un mensaje, como digo, spam. Hola, qué tal, no sé qué, me dedico a esto, el típico texto de copiar, pegar, genérico, soy una persona responsable, no sé qué, que me dedico. He hablado infinidad de veces respecto a este tipo de textos diciéndote que no sirven para nada.

Respuesta a la Diseñadora Gráfica

La cuestión es que no solamente me estaba ofreciendo algo que yo no le pedí, pero mucho peor, me estaba ofreciendo gratis que me diseñara algo gratis para que yo viera. Y la verdad que me dio pena porque, a ver, todos pasamos por ahí, todos pasamos cuando arrancamos y partimos de la idea de creer que la mejor manera de conseguir un cliente es regalándonos, regalando nuestro trabajo, ofreciendo un gran descuento o, en este caso, algo gratis.

Y yo no te digo que eventualmente y en determinado contexto no sea una buena idea, quizás trabajar gratis depende para quién. Si mañana viniese Elon Musk y me dice, che loco, necesito un secretario privado que me acompañe durante el próximo año a todo lo que tengo que hacer en del laburo gratis, voy porque lo que voy a aprender de ese tipo que es un cráneo, que es un cerebro, que es superdotado, que la verdad es un hombre notable de la humanidad, te guste o no te guste su forma de ser, sus modos, ciertas líneas de pensamiento, pero no le puedo restar el mérito de lo bestia que es y de todo lo que ha logrado.

Bueno, imaginate que si hay gente que paga para estar cerca de personas notables, cuánto más estaríamos cerca gratis, en realidad no gratis sino intercambiando nuestro trabajo y tiempo por esos conocimientos. Bueno, como te habrás dado cuenta, me fui por las ramas. Qué es lo que ocurrió con esta persona, le respondí, por supuesto, amablemente que no necesitaba pero, como insisto, me dio pena, le envié no sé, como tres audios, prácticamente un episodio completo de podcast, indicándole aquellas cosas que en mi criterio no estaba haciendo bien, que debía corregir e incluso diciéndole cómo hacerlo, cuáles eran los pasos para seguir.

Falta de Respuesta

Se entiende, ¿no? Aquello por lo cual yo cobro y me pagan para dar asesoramiento, se lo estaba ofreciendo de manera gratuita. Bueno, en cierto modo es un círculo que se cierra a sí mismo. Ella tampoco me pidió que yo la asesorara, estamos de acuerdo, pero a vida cuenta de que escuchó los audios, tiendo a pensar que por lo menos algo de lo que dije, aunque sea una frase, podría haberle sido de valor. No te digo que me haga un monumento en la plaza ni que venga volando a arrodillarse, o gracias, dios del marketing, me salvaste la vida, no.

Yo soy un tipo que labura de esto. Mirá, me parece que esto lo podrías corregir ya que llegaste a mí, nada, ni siquiera dijo gracias, ni siquiera se despidió, ni siquiera me saludó. Por eso digo, no pretendía que me dijeran, qué genio sos, no sé qué, cómo pude vivir sin conocerte. Pero por lo menos decirme gracias, al igual que yo te dije a vos, no, mirá, no lo necesito por esto y por aquello, y ya que estamos te comento estas cositas que podrían ayudarte a conseguir clientes para que no tengas que hacer esto.

Más Casos de Falta de Educación

También me ha ocurrido con personas que solicitan mis servicios, quieren saber cómo abriendo los servicios, respondo, envío un vídeo y a veces ni siquiera responden, ni siquiera contestan, ni siquiera un gracias. Porque, a ver, yo afortunadamente clientes no me faltan, pero digamos, no viene mal que te digan, che loco, gracias.

Digo, ¿de qué va este episodio? ¿Lo hago para venir a quejarme y a utilizar mi podcast de tribuna? No, lo que digo es que esta gente no se da cuenta que se mira al ombligo, que no le interesa la otra persona, que lo único que quiere es vender. Y además de hacerlo mal, es doblemente mal porque solamente piensan en ellos y ningún negocio o marca, principalmente en este presente y en el futuro menos todavía, va a vender un carajo si no conecta con las personas.

Importancia de la Conexión Humana

Las personas conectamos con personas, vendemos porque nos relacionamos, sea de manera virtual, sea de manera personal, presencial. Y hay gente que todavía no lo entiende, es como el que te atiende con cara de culo en un negocio. No entiende que se trata de conexión entre personas, se trata de humanidad, se trata de respeto y, si vamos al caso, de astucia, de picardía, de no ser tan tonto y cerrar una puerta simplemente porque sos alguien maleducado o porque te estás mirando el ombligo y la única razón porque molestaste a una persona metiéndote en su WhatsApp es porque considerás que esa persona debería comprarte, vaya uno a saber por qué.

Caso de Guille Collado

Veamos otro caso para terminar este episodio con final feliz. Vos sabés que yo estoy preparando mis contenidos y estoy no solamente haciendo un montón de cosas, sino documentándome porque lo que viene ahora es lo más importante, los videos. Este aquí que ayer me encontré con un tipo, un tal, anota, es Guille Coliado, anota este nombre porque lo vas a escuchar. El loco llegó de cero seguidores en Instagram a 100 mil seguidores en aproximadamente dos meses a partir de toda una serie de estrategias que comenta en sus propios videos y obviamente en entrevistas que luego le hicieron porque logró su objetivo, se hizo viral. Es una bestia, la manera en que planteó su estrategia es una locura.

Tanto que hizo que yo me replanteara la manera en que voy a hacer mis videos. Pero, ¿qué pasó? Encuentro en internet, porque en internet también hay mucho hijo de puta, que le habían pirateado el curso. Entonces le mandé un inbox y pensé, en la perra vida me va a responder. ¿Sabés que el tipo me respondió? No una, dos veces, casi que conversamos. Leyó lo que le puse, me dijo, ah, qué bueno, no sé qué, no sé cuánto. Vos fijate la diferencia: un don nadie que se cree con derecho a meterse en tu WhatsApp para ofrecerte algo que no le pediste y ni siquiera tiene la educación y un tipo que es un crack, que sabe lo que hace, que lo ha podido demostrar, que está haciendo tendencia, tiene la humildad para responderte.

Otros Ejemplos de Humildad

Lo mismo me ocurrió, por ejemplo, en alguna oportunidad con Vilma Núñez, que puedo entender que no responda porque no tiene tiempo, pero he recibido mensajes en audio, en audio, diciéndome, bueno, muchas gracias, no sé qué decir, no sé cuánto. Estamos hablando de gente que hasta podría excusarse, insisto, porque tiene muchísimo trabajo, cientos de miles de seguidores y no.

Ahora, un “don nadie” se maneja así. Y reitero, me ha pasado con gente que me ha querido vender cosas y con gente que me ha consultado para que yo le asesore. Y capaz que vos ahora estás escuchándome, sí, vos, que yo te mandé un vídeo de 20 minutos, te expliqué un montón de cosas y ni siquiera me dijiste gracias. ¿Sabés qué? Igual andá a cagar porque gente como vos no necesito, no trabajo para gente como vos.

Conclusión

A mí me encanta que pase porque es un filtro. La gente pelotuda no tiene cabida en mi servicio, pero bueno, andá sabiendo que proceder de esa manera hace que no vendas porque te estás mirando el ombligo y para colmo sos una persona maleducada. Dije que iba a terminar con final feliz, bueno, a mí me hace feliz meterte el dedo en la herida y decirte que sos patético, así que bueno, no mentí.

En fin, espero que este episodio haya sido de utilidad para vos. No tengo más que decir por hoy, pero sí por mañana, porque mañana nos volvemos a encontrar. Te espero. ¡Chau, chau!

¿Querés vender más?

Si querés vender más puedo ayudarte. ???
¿Qué te parece si hacemos una consultoría por videollamada?

  1. reservás tu lugar.
  2. nos conectamos.
  3. me contás sobre tu negocio
  4. y te asesoro para que mejores tu marketing, contenidos, publicidad o lo que necesites.

¡Deja de perder tiempo, dinero y energía en acciones que no te dan resultados!
Empezá a vender con estrategias, metodologías, contenidos y publicidad.

Escribime y reservá ya mismo tu lugar.