Marketing digital para gente como uno

357 Ofrecer diseño web a otros países.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Google podcast | Apple podcast 

Ofrecer diseño web a otros países puede significar un negocio lucrativo para los que vivimos fuera de la zona Euro o Dólar. ¿Qué hacer en esos casos? ¿Cobrar menos que los profesionales de allí? ¿Cobrar los mismos precios? ¿Cómo podés definir un precio local y uno Internacional? Hoy hablamos de eso.

Ofrecer diseño web a otros países.

Una de las ventajas de trabajar ofreciendo servicios por Internet como el diseño web es poder tener clientes en todo el mundo.

Es por ello que con frecuencia me preguntan cómo y cuánto cobrar a clientes fuera del país.

Voy a contarte en este episodio cómo lo hago yo aunque te anticipo que no voy a decirte un precio ya que cada profesional debe cobrar de acuerdo al valor que aporta.

Lo que si voy a darte un punto de vista que espero te sea valioso.

Los dos tipos de clientes externos.

Ya sea que salgas a buscarlos o que te encuentren por Internet hay dos tipos de clientes del exterior con los que trabajar. Los que viven en un país cuya moneda es más fuerte que la del tuyo y los otros.

Yo vivo en Argentina y por la devaluación de nuestro peso pagar en Euros o Dólares es costoso en tanto que cobrar en esas monedas es beneficioso.

En cuanto a los países de América Latina frente a algunos nuestra moneda es más fuerte y frente a otros no.

Clientes de la zona Euro o Dólar.

Cuando tengo que presupuestar a un cliente de la zona Euro o Dólar (además de prestar atención al tipo de proyecto y cliente) me guío por los precios locales.

Si bien es cierto que podría aprovechar a mi favor el valor de dichas monedas y cobrar mucho menos no me interesa hacerlo.

Me parece una práctica desleal ir como un “ave de rapiña” a ganar clientes cobrando por debajo de los precios del mercado.

Clientes de otros países de América.

En estos casos hago algo similar a lo anterior. Me interiorizo de la situación de cada país y evalúo si me conviene o no tomar el trabajo.

A veces la diferencia en el cambio hace que un cliente no pueda pagar mi precio. En algunos casos esto es un obstáculo difícil de sortear ya que si adapto mi precio al precio de mercado en dicho país pierdo dinero.

Sin embargo, cuando la diferencia es salvable, trato de “afinar el lápiz” para poder dar una mano a quien lo necesita pues entiendo que el ecosistema emprendedor no conoce fronteras.

Soy el resultado de mi esfuerzo y de la ayuda de los demás. Cuando puedo dar una mano lo hago aunque el beneficio económico sea menor.

En conclusión.

Hoy te conté a grandes rasgos lo que hago yo. Esto no significa que lo mío sea palabra santa. Como siempre digo es apenas un punto de vista más.

A la hora de poner precios hay muchas variables en juego como el tipo de cliente, la complejidad del proyecto, el costo de la oportunidad, el valor que se entrega, la experiencia y la calidad por mencionar algunos.

Quizás al principio no sepas bien cómo presupuestar un diseño web para otro país pero luego de un par de clientes lo harás sin problemas.

Enlaces.

347 El sitio web profesional y el que quiere el cliente.

322 Lo que no vemos de un sitio web.

302 ¿Cuál es el límite del diseño web?

Episodio 228 | Si el que regala su trabajo te perjudica, la culpa es tuya.

Contacto.

Te dejo el formulario para tus dudas, consultas o comentarios. Al toque te voy a responder.

También podés preguntarme por WhatsApp ingresando a respuestasdemarketing.com así te contesto en un episodio de mi otro podcast.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.