Marketing digital para gente como uno

304 Gracias por tu consulta, no vuelvas más.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

Que hay clientes irritantes no es novedad, que a lo largo de nuestra vida profesional nos vamos a encontrar con algunos es un hecho ¿Qué hacer en esos casos? Mi respuesta es sencilla: despedirlos de manera educada pero con firmeza cerrando el saludo con un “muchas gracias, no vuelvas más”

Adiós a los clientes irritantes.

A veces hay gente con la que no tenemos la misma vibra. Es imposible caerle bien a todo el mundo y que todo el mundo te caiga bien.

Es una tontera querer agradar a todo el mundo todo el tiempo.

Con nuestros clientes (o posibles clientes) nos ocurre lo mismo. Con algunos nos entendemos a la perfección y con otros no. En estos casos hay que despedir a aquellos clientes con los que no nos sentimos cómodos.

Emprender es también elegir a los clientes.

Esto es algo que también mencioné en otros episodios, es algo necesario para que nuestro trabajo no se transforme en una pesadilla.

Emprender es una forma de vida, es tu vida misma pasas la mayor parte del día trabajando y debe ser algo placentero.

Cuando tu trabajo por distintas causas se transforma en una pesada carga debes modificar y dejár atrás aquello que es nocivo se trate de socios, empleados o clientes irritantes.

Un caso que me ocurrió.

Hace un tiempo me contactaron para hacer un sitio web y asesorar sobre el marketing.

No voy a contarte toda la historia pero si decirte que en cierto momento a fin de interiorizarme del trabajo que tenía por delante envié a este posible cliente un cuestionario.

Allí le preguntaba varias cosas y sobre el final algo concreto sobre los recursos que disponía para invertir. Quise saber si tenía tiempo y/o dinero pues de acuerdo a su respuesta sería el plan de acción que le iba a proponer.

Respondió todo pero al llegar a esas preguntas su respuesta fué algo similar a esto:

No tengo tiempo ni dinero, pero si lo que ofrecés me ayuda entonces voy a tener tiempo y dinero.

En cierta forma me exigía certezas y garantías. Si yo le podía asegurar el éxito entonces había dinero. O sea, un total y absoluto desatino.

Chau, chau adiós.

Recibí esa respuesta y acto seguido le envié un WhatsApp (algo extenso jeje) en el que le manifesté mi desagrado por lo que consideré una falta de consideración. Me pareció realmente de mal gusto desconfiar de mi labor profesional más aun siendo ese posible cliente quien había tocado mi puerta.

Por supuesto que todo quedó ahí, no hubo acuerdo aunque intenté pasar la hoja y continuar ya que no me gusta perder un cliente o un proyecto y esto es algo que va más alla del dinero. En este caso ya tenía en mi cabeza los pasos a seguir.

En todo caso creo que fue un acierto expresar mi malestar porque a futuro el panorama era sombrío.

En conclusión.

Esto que me pasó te va a pasar con cierta frecuencia y no lo vas a poder evitar. Lo que si podrás evitar es cierto tiempo de cliente irritantes, maleducados o que no valoran tu trabajo o desconfían de vos.

No tenés que tener miedo, recordá siempre que tu trabajo es una parte importante de tu vida y tiene que ser agradable, tenés que disfrutarlo

Enlaces.

Episodio 14 |Aprender a decir que no para mejorar como persona y profesional.

Episodio 19 | Un emprendedor elige a sus clientes.

Episodio 179 | ¿Tu marketing no funciona? ¡Jodete!

Contacto.

Te dejo el formulario para tus dudas, consultas o comentarios. Al toque te voy a responder.

También podés preguntarme por WhatsApp ingresando a respuestasdemarketing.com así te contesto en un episodio de mi otro podcast.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Abrir chat
1
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!
Powered by