1520 Respondo sobre venta de artesanías y comida saludable.

Hoy es viernes 7 de junio de 2024, es el episodio 1520 y respondo a oyentes sobre lanzar un negocio de artesanías y vender viandas de comida saludable.

Bienvenid@s a otro episodio.

Bienvenida y bienvenido a marketing para gente como uno.

Soy Carlos Malfatti, Consultor de Marketing y nos encontramos otra vez para hablar de Marketing, Emprendimiento, Redes Sociales, Contenidos, Publicidad y todo lo que tenés que saber para llegar a más personas, captar más clientes y vender más en internet.

Transcripción del episodio.

Transcripción del episodio:
Esta transcripción ha sido realizada de forma automática utilizando Whisper de Open Ai. Luego separando en párrafos con Chat GPT.
Es importante mencionar que podrías encontrar errores de ortografía, puntuación o gramática.

Otro viernes de preguntas y respuestas de oyentes

Llegó el viernes y los viernes, o la mayoría de ellos, son de preguntas de oyentes y respuestas mías. Te invito, como suelo hacerlo, a oyentes @ carlosmalfatti.com para que me hagas la pregunta que creas conveniente y yo la responderé aquí en uno de los episodios.

Para que hagas, en definitiva, como hizo Matías que me dice:

La pregunta de Matías:

«Buenas tardes, Carlos, ¿cómo estás? Estuve escuchando tu podcast sobre el valor de los diferentes trabajos que existen y realmente me pareció muy interesante.»

«Dice, en esta ocasión te escribo para consultarte en lo siguiente: con mi padre tenemos ganas de iniciar un proyecto sobre venta de productos artesanales. Quisiera que me orientes sobre cómo iniciarlo, qué camino o estrategia es la más adecuada y si es posible poder vender por internet también. Muchas gracias.»

Mi respuesta a Matías.

Bueno, esto que me pedís es muy amplio para desarrollarlo en cinco minutos más o menos o cuatro minutos, pero más o menos a grandes rasgos deberías, en principio, hay una fase de investigación y planificación. Decir, bueno, investigar en el mercado, ver qué hay, qué competidores tenés, qué tipo de producto se venden, qué hace tu competencia. También identificar cuál es tu público objetivo. Aquí no me decís, por ejemplo, si me decís de vender productos artesanales, pero no me decís si es a consumidor final o si querés vender a otros negocios para que lo vendan. Esto también es importante porque de acuerdo a lo que vos decidas la estrategia va a variar.

Luego deberías tratar de hacer un análisis, por ejemplo, como hago yo con los clientes. Vemos el contexto, vemos cuáles son las fortalezas, dentro de esas fortalezas sacamos lo que es o descubrimos esta propuesta de valor, que son aquellas cosas que vos podés ofrecer a tus clientes que son valoradas por ellos y montamos la propuesta de valor, la idea principal y las ideas secundarias. De acuerdo a esto, imagínate, no sé, que tus artesanías están hechas con un material determinado o tienen un determinado diseño que es lo que más se valora. Bueno, eso sería tu fortaleza y vos podrías utilizar esa fortaleza para definir tu propuesta de valor para salir al mercado diciendo lo mío es diferente o lo mío tiene este valor porque lo que estoy presentando es esto: estos diseños que son únicos o este material determinado o esta manera de fabricación.

O quizás tu propuesta de valor, si tu producto se parece mucho al resto de los productos, puedes tardar por la comunicación, que vos te diferencies a partir de la comunicación, a partir de la entrega, quizás personalizar el producto. Digamos, hay muchas maneras de encontrar elementos que hagan que aquello que vos vendés sea más valioso o por lo menos percibido como de mayor valor a lo que venden los demás. Entonces esto es interesante. Hay marcas, por ejemplo, que se enfocan en la originalidad o en cuestiones que tienen que ver con lo ecológico, con lo sostenible. Esto es importante.

Después, por supuesto, todo lo que es desarrollo de productos, que eso lo dejo en manos de ustedes porque son los que se dedican a esto. Pero siempre está bueno andar mirando a ver qué hay en el mercado, sobre todo si no tenés, si vos ya fabricas, listo, pero si no estás fabricando no inviertas en algo que quizás la gente no quiera. Así que esto es importante tenerlo en cuenta.

Y después hay distintas estrategias, como te decía, dependiendo a quién te vas a dirigir. Una cosa es que sea un B2C, o sea, que vos vendas el producto a un consumidor final, y otra cosa es que lo vendas a un negocio. Entonces hay muchas cosas que entran en juego, por ejemplo, desarrollar una marca, sea para cliente final o para otro tipo de clientes. Pero más importante si es para cliente final, que vos definas una marca, que esa marca tenga un nombre atractivo, un logo, que puedas tener una historia que conecte con tu público.

Vuelvo al ejemplo anterior, si vos vas a la fortaleza de la propuesta de valor de tus productos en que es un producto sostenible, toda la narrativa de tu marca debería estar alineada con esa idea. Nosotros, por ejemplo, en las consultorías hacemos lo que es el sistema de comunicación. El sistema de comunicación surge a partir de analizar el contexto del cliente, determinar cómo lo vamos a salir a vender, qué es lo más importante que queremos destacar, y a partir de ahí creamos el sistema de comunicación y luego lo volcamos en los contenidos. Luego también en el tema de publicidad, bueno, precisamente es esto: si tu producto es sostenible, tal cosa; si tu producto, no sé, es personalizable, tal otra.

Obviamente, presencia en redes sociales, quizá no en lo que sea intentando estar en todas. Instagram es un buen lugar para empezar, TikTok puede ser también, pero vos lo verás de acuerdo, por supuesto, también a cuáles son tus fortalezas, tu manejo de las mismas, la capacidad para crear contenido que realmente llame la atención.

Luego, con respecto a la venta, bueno, vos podés vender por redes sociales, comenzar en redes sociales. El paso posterior podría ser pagar en algunas de estas plataformas que hay como Shopify, Tienda Nube, Tienda Mía, este tipo de tiendas que te pueden permitir a vos, pagando un importe muy pequeño por mes, no meterte en el desarrollo de tu propio e-commerce y todo lo demás. En muchos casos es lo aconsejable, pero como para testear, como para probar, puede ser una buena idea no desarrollar vos tu e-commerce. O sea, primero intentar vender por redes sociales y ves que crece, volcarte a una plataforma online para vender tus productos y luego si la cosa crece mucho ya desarrollar tu propia tienda y, por supuesto, invertir en publicidad porque para poder crecer más rápido, para tener mayor visibilidad, más alcance, vas a tener que invertir en publicidad.

Y en el caso de que vendas a otras empresas, bueno, empieces a contactar a las empresas y acá lo que yo te sugiero es hacerlo de la manera más sencilla, como se hacía antes: escribir un correo, ver quiénes son, si hay mayoristas de regalería, por ejemplo, o de productos de artesanía y poder dirigirte mejor dicho a ellos para que conozcan tus productos. Básicamente es esto. Lo tuve que resumir y hablártelo muy rápido porque si no, no tengo tiempo para responder a la segunda de las preguntas, pero más o menos esta es la idea: que hagas una especie de estudio de mercado, que veas qué se vende, qué no se vende, quién está vendiendo y cómo lo están vendiendo, y que vos encuentres dentro de lo que hay un posicionamiento, una diferenciación para que lo que vos vendés no se vea exactamente igual a lo que venden los demás. Y para lograrlo, no sólo tenés que saber quién es tu competencia, quiénes son tus potenciales clientes, qué valoran, sino que luego tenés que reforzar todo ese valor en tu comunicación, en tus contenidos, en todo, te diría, está en la manera en que envías los productos, en la manera que empacás los productos. Bueno, todo tiene que ver.

Vamos a la segunda de las preguntas que es de… A ver, acá no anoté el nombre. Bueno, persona misteriosa, no anoté el nombre. No, déjame ver… No, no anoté el nombre, ¿podés creer?

Persona misteriosa (jaja).

«Hola, Carlos, ¿cómo estás? Escuché el podcast, me parece genial. Tengo una consulta: con mi pareja estamos pensando en comenzar un negocio de comida saludable para llevar, pero estamos un poco perdidos en cuanto a cómo empezar y qué pasos seguir para posicionarnos bien en el mercado. Nos gustaría ofrecer opciones de suscripción semanal para nuestros clientes. ¿Podrías orientarnos de cómo arrancar y qué estrategias implementar?»

Mi respuesta a la oyente (que me olvidé su nombre).


Bueno, gran parte de lo que le comenté en la respuesta anterior a Matías, creo que si, Matías, te sirve a vos porque estamos hablando prácticamente de lo mismo: de entender el mercado, de entender a la competencia, de encontrar una propuesta de valor, de ver cómo nos diferenciamos. Hasta ahí sería todo más o menos parecido: identificar al público, las preferencias, analizar la competencia, cuáles son los puntos fuertes y débiles para posicionarnos de manera mejor.

Luego desarrollar, y acá está lo importante. Esta semana hice un episodio donde hablé de los puntos de dolor, no creo que la semana que viene, de pain-centric, y decir, bueno, vamos a centrarnos en los puntos de dolor para crear nuestro contenido o crear nuestros productos, y este es fundamental en lo que vos vendés. Vos tendrías que poder determinar tu cliente ideal, el ideal, el más importante, el que más valore lo que vos ofrecés. ¿Cuál es su principal dolor? ¿Qué lo motiva? ¿Por qué esta persona compraría comida saludable o por qué se suscribiría para que vos le envíes una vianda de comida saludable? ¿Cuál es su principal dolor? ¿Por qué lo haría? ¿Es por salud? ¿Es por bienestar? ¿Es porque tiene una concepción de la vida que hace que prefiera no invertir tiempo en la cocina y comprar algo sano y que eso no sea una preocupación? ¿Es una persona que quiere crecer profesionalmente, está muchas horas trabajando y no tiene tiempo ni ganas de cocinarse, pero además quiere comer sano porque sabe que para poder progresar en la vida tiene que tener salud?

Esto lo tenés que identificar porque de ahí tiene que partir todo. Y una vez que entendés cuál es el principal dolor de esta persona, podés desarrollar incluso tus productos, un menú variado, atractivo, con opciones saludables y luego, por supuesto, vender todo esto con contenido orgánico, con publicidad, tocando estos puntos de dolor, diciendo a las personas o dando a entender, y esto obviamente tiene que ser cierto, que va a poder lograr lo que busca a partir de la solución que vos le ofrecés.

Volvamos al ejemplo que te acabo de dar. Una persona que quiere progresar, imagínate, no sé, está estudiando: «Yo estoy estudiando y me quiero recibir rápido y como mi vida de estudiante es desordenada no quiero que se lleve puesto mi alimentación, no quiero comer basura, quiero dedicarle tiempo al estudio, enfocarme para recibirme rápido, pero no quiero comer basura, quiero comer algo que me alimente, algo que yo tenga confianza de lo que me estoy llevando o lo que le estoy metiendo al cuerpo.» Si vos identificás que tu cliente ideal es ese o esa estudiante, tenés que salir con esa narrativa siempre y cuando obviamente vos puedas ofrecer lo que busca. No se trata de mentir. Ya ahí como resulta que quiere comer sano, le voy a decir que esto es sano y resulta que usás aceite, freíste las papas fritas y después le pones a la ensalada. No, no estamos hablando de cosas ciertas, pero el punto de partida es este.

Luego lo mismo que, bueno, le comenté a Matías y lo mismo que digo siempre: contenido, publicidad. Contenido que conecte, contenido que venda, que motive, que eduque, que enseñe, que responda dudas y fuerza de marca. Hoy más que nunca diferenciación y fuerza de marca para que la gente no te identifique como alguien más. Porque donde te identifiquen como alguien más van a precio y si van a precio, sonaste, porque lo que vos ofrecés no es único, no es novedoso, no es original, hay muchas opciones. Vos tenés que, en ese mercado tan saturado, destacarte. De hecho, hasta podrías orientarte a un nicho específico para pescar en esa pecera más pequeña, de modo que otros no tengan intenciones o interés de pescar en esa pecera. Hay mil formas de hacerlo, pero bueno, creo que más o menos con esto que te comenté ya tenés cómo para arrancar.

Y yo tengo para irme porque se me hizo muy extenso este episodio. Así que no tengo más que decir por hoy, tampoco por mañana, porque es sábado. Desenchufate, descansá, pasala lindo, que el lunes nos volvemos a encontrar. Te espero, chau, chau.

¿Querés vender más?

Si querés vender más puedo ayudarte. ???
¿Qué te parece si hacemos una consultoría por videollamada?

  1. reservás tu lugar.
  2. nos conectamos.
  3. me contás sobre tu negocio
  4. y te asesoro para que mejores tu marketing, contenidos, publicidad o lo que necesites.

¡Deja de perder tiempo, dinero y energía en acciones que no te dan resultados!
Empezá a vender con estrategias, metodologías, contenidos y publicidad.

Escribime y reservá ya mismo tu lugar.