Marketing digital para gente como uno

Episodio 57 | La estética y la usabilidad en tu página web.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

Tu sitio web tiene que ser sencillo e intuitivo. Quien lo navegue tiene que encontrar la información que busca y realizar ciertas acciones en apenas segundos. A su vez debe tener un diseño agradable que transmita lo mejor de tu negocio. ¿Como lograr ese equilibrio? Te lo cuento en este episodio.

Primero la usabilidad.

Quienes me siguen en este podcast o leen los artículos de mí blog saben que en mí opinión una página web bien concebida debe ayudar a lograr los objetivos planteados en el plan de marketing digital. Como por ejemplo:

  • Vender
  • Conseguir nuevos clientes.
  • Promocionar servicios.
  • Ofrecer productos.
  • Conseguir suscriptores.

Para alcanzar dichos objetivos la web debe estar perfectamente optimizada para aprovechar cada visita que reciba. Uno de los puntos claves es la usabilidad, cuya definición más o menos diría algo así :

“Usabilidad es la disciplina que estudia la forma de diseñar sitios web para que los usuarios puedan interactuar con ellos de la forma más fácil, cómoda e intuitiva posible”

En buen romance significa que quien ingrese a tu página web en apenas unos pocos segundos debe saber donde está la información, como llegar a ella y las acciones que debe realizar.

Supongamos que tenés una tienda online, quien llegue a ella debería:

  • Encontrar las categorías y los productos.
  • Acceder a la información de la ficha de esos productos.
  • Encontrar el boton de agregar al carrito o similar.
  • Hacer el pago y finalizar el proceso de compra de manera rápida y sencilla.

La estética en tu página web.

Muchos creen que una buena página web es aquella que incluye lo ultimo de los avances tecnológicos y las tendencias de diseño.

Por eso eligen plantillas con videos de fondo, animaciones a pantalla completa, slider de imágenes, menúes que desaparecen y aparecen cuando hacemos clic, etc. Un demencial arsenal de “espejitos de colores” que en el mejor de los casos te puede ayudar a ganar un premio al diseño pero no mucho más.

Los sitios que venden temas como Themeforest y los sistemas al estilo Wix saben que la gente “compra con los ojos”.

Su principal cliente es el que sabe poco o nada sobre páginas web y termina adquiriendo plantillas espectaculares creyendo, en su ignorancia, que esos diseños harán su sitio irresistible y se llenará los bolsillos de dinero.

La estética es importante porque la primera impresión cuenta, cuando alguien llegue a tu web debe encontrar un diseño agradable. Allí reside la importancia de un sitio trabajado desde lo estético, bien diseñado, con una tipografía correctamente equilibrada y tus colores corporativos haciendo juego.

Pero el diseño por si solo no alcanza para que tu página web logre conversiones y cumpla los objetivos de tu estrategia de marketing. Un sitio web no vende por ser más o menos bonito.

Lo que importa es equilibrar la estética y la usabilidad.

Lo más importante es que te quede claro que ambas cosas son dignas de conseguirse. Por un lado la estética. Tener una página bella, equilibrada desde lo visual, que sea atractiva y que proyecte hacia quienes la visitan una buena imagen de tu negocio es algo que vale la pena conseguir.

Lo aconsejable es prestar atención al diseño sin dejar de lado la usabilidad. Porque si en busca de una página diseñada para asombrar a los visitantes escondés el menú, ocultas los enlaces a las páginas importantes o eliminás el formulario de contacto sustituyéndolo por una animación rara nadie va a entender tu sitio y se irán por donde vinieron en apenas unos segundos.

Excepciones a la regla.

Como todo en el mundo del diseño web y el marketing digital la creación de tu web dependerá de tus objetivos, de tu negocio, de la tecnología que utilices y de tu cliente ideal.

No es lo mismo vender seguros que viajes de egresados a Brasil o Bariloche. No es lo mismo el sitio web de un fotógrafo que el de un escritor o la web de una banda de rock o la de un templo evangélico.

Lo que yo te digo son normas generales, lineamientos que deberán adaptarse al proyecto que tengas que realizar, a tu negocio y a tus necesidades.

Si lo tuyo es la fotografía puede que sacrifiques algo de usabilidad para hacer una web fuertemente volcada a lo visual, con fotos enormes y nada de texto menúes y enlaces.

Si tenes una tienda que vende de todo, como Amazon, seguramente hagas una web tan fea como la de Amazon pero que pese a su fealdad es una máquina de vender.

Para finalizar. Es fundamental que cuando pienses tu web lo hagas teniendo en cuenta lo importante. Instalar una plantilla porque se ve bonita pero atenta contra la usabilidad y las buenas prácticas en vez de ayudar a tu negocio lo va a perjudicar

Contacto.

Si te gustó este episodio te invito a dejarme tus comentarios en el formulario de contacto. También podés hacerme llegar tus dudas consultas o sugerencias.

1
×
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!