Marketing digital para gente como uno

Episodio 62 | Cómo hacer el rediseño de tu página web.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

El rediseño de tu página web se vuelve indispensable si la misma no funciona. Tu sitio web es una herramienta clave en tu presencia digital concebida para lograr los objetivos de tu plan de marketing, si esto no ocurre debes actuar ya mismo. En este episodio voy a darte una breve guía para que puedas rediseñar tu web sin olvidarte nada.

¿Por qué no funciona tu sitio web?

Una de las primeras tareas que tenés que hacer, previo a decidir sobre un rediseño de tu sitio web, es analizar las razones por las que no funciona correctamente.

Cuando digo que no funciona no me refiero a que se queda “colgada” y no carga o que se pone en blanco.

Hablo de su funcionamiento en tanto herramienta. Tu web debe conseguirte más ventas, contactos comerciales, suscriptores, usuarios o lo que sea. Si no lo hace hay que modificarla lo antes posible.

Pueden ocurrir dos cosas.

  1. Problemas externos a tu web: un servidor de baja calidad o una mala estrategia de marketing pueden ser las razones por las que no recibas visitas o las visitas se vayan y no logres conversiones. En ese caso no hace falta un rediseño, solo tenés que resolver esos asuntos.
  2. El problema es tu web: Tal vez por utilizar una tecnología obsoleta, una mala jerarquía de contenidos, con un SEO mal hecho, mala usabilidad, etc.

Análisis de causas probables.

Si tu web no funciona y no es culpa del servidor o de una mala estrategia de marketing entonces hay ciertas cosas que debés analizar para encontrar la causas de ese mal funcionamiento.

  • Tecnología: ver si estás usando una tecnología antigua o cierto software o CMS que limita su funcionalidad y rendimiento.
  • Objetivo de tu web: ¿Tiene un objetivo o solo está allí porque si? Nunca vas a lograr conversiones si previamente no las definís.
  • Experiencia de usuario: El usuario debe encontrar la información de manera rápida, sencilla e intuitiva.
  • Faltan o sobran funcionalidades: ¿Quienes visitan tu web esperan encontrar un formulario de reserva y se van porque no está? ¿Hay demasiadas opciones que confunden al visitante?
  • Contenidos: ¿Quien llega a tu web encuentra tus contenidos fácilmente? ¿están correctamente jerarquizados? ¿Son contenidos de valor para tu publico objetivo?
  • Tienda: Si tenes una tienda online deben estar las categorías bien planteadas, las fichas de producto deben ser de calidad y el proceso de compra, desde que elige un producto, hasta su pago debe ser simple y seguro.
  • Diseño tu web: ¿es estéticamente agradable? Tu web debe inspirar profesionalismo, seguridad y debés evitar cualquier distracción o elemento que no sume. Menos es más.
  • SEO: Difícilmente van a encontrar tu web en Google si no está optimizada para buscadores.
  • Adaptación a móvil: Si tu sitio web no se adapta a dispositivos móviles no solo será penalizado por Google, también espantará a tus visitantes.

Esta es solo una lista a modo de referencia. Lo importante es que cada uno de los aspectos clave de tu sitio web los analices para saber que tenes que mejorar y no pierdas tiempo “adivinando” que puede estar pasando.

Planificá correctamente el rediseño de tu web.

Hacer una página web profesional no es fácil. Aunque los que venden plantillas o sistemas de arrastrar y soltar quieran vendernos esa idea una web bien hecha requiere planificación.

Puede pasarnos que por la propia urgencia del asunto hagamos un backup de nuestra web en producción la subamos a un entorno de pruebas y nos pongamos a “toquetear” y cambiar cosas para terminar lo antes posible.

Esta es una pésima idea, ya que lo que ganamos en tiempo ahora, lo vamos a perder en el futuro. Siempre es mejor hacer las cosas bien aunque demoremos un poquito más.

La manera correcta es hacer un listado, ese listado de cambios debe ser consecuencia de un análisis previo que no debe hacerse a la ligera.

Manos a la obra.

A partir de tu análisis ya sabes lo que tenes que hacer para mejorar el rendimiento de tu sitio web.

Pone una fecha limite dividí todas las tareas en pequeñas tareas similares , es la mejor manera de avanzar porque si querés hacer todo de una vas a complicarte la existencia.

Empezá haciendo una cosa por vez, cuanto termines esa tarea hacé la siguiente y así sucesivamente. De esta forma vas a evitar errores y dolores de cabeza.

Probar la nueva web en entorno seguro.

Una vez que tenes todo listo podes subir tu web a un entorno de desarrollo seguro como demosWP y ver como se comporta online. Podés pedirle a amigos o conocidos que ingresen, naveguen y te den su feedback.

Si se trata de un ecommerce siempre es bueno crear un producto de poco precio y comprarlo para ver que todo el proceso funcione correctamente.

Publicar.

Cuando ya tenés la seguridad de que todo está perfecto entonces subí la web a tu dominio y pasala a producción.

Recordá que los cambios en las páginas web nunca se acaban. En Internet todo va cambiando aparecen nuevas herramientas, cambian los hábitos de consumo de tu público y lo que hoy sirve mañana pude quedar obsoleto.

Por tales razones tu web debe estar siempre actualizada. Si al hacer tu sitio por primera vez lo haces de manera profesional esos cambios van a ser menores. En cambio, si empezaste mal, llegará el día en que tengas que cambiarla toda. Si ese día llegase espero que estos consejos te sean útiles.

Contacto.

¿Te gustó este episodio? Podés dejarme tus comentarios en el formulario de contacto. También podés hacerme llegar tus dudas, consultas o sugerencias y al toque te voy a responder.

Tips de video marketing.

Mañana miércoles voy a darte algunos consejos y sugerencias para que mejores tus videos en tus campañas online y en los contenidos orientados a tu público objetivo. ¡Nos escuchamos!

1
×
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!