Marketing digital para gente como uno

Episodio 71 | No tengo tiempo para emprender.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

Muchas veces escuchamos a la gente que dice querer emprender pero sin embargo pone excusas, esgrime razones o señala ciertas circunstancias como las responsables de su falta de acción. Uno de los asuntos más citados es la falta de tiempo. ¿Hay gente que no tiene tiempo para emprender? Acompañame a encontrar una respuesta.

¡Qué suerte que tenés tiempo!

Lo que voy a contarte me pasó más de una vez.

Al encontrarme a viejos conocidos que hacía mucho que no veía y luego del intercambio de preguntas y respuestas de rigor del tipo:

¿y vos que hacés?

¿a que te dedicás?

Me decían cosas tales como:

¡Qué buen laburo el tuyo, qué suerte que tenés!

Me encantaría aprender de marketing pero yo no tengo tiempo como vos.

Qué lindo trabajar desde tu casa y tener tiempo para todo. ¡Qué suerte tenés!

Sinceramente por un lado me da risa y por otro pena ya que no puedo creer que la gente haga una lectura tan simplista de algo tan complejo como modelar nuestra propia vida en busca de objetivos y poniendo mucho esfuerzo, tiempo y dedicación.

No es suerte, es acción.

Estaría bueno que en vez de decir ¡Qué suerte que tenés! me preguntaran ¿Cómo hiciste?

No soy una persona especial, tengo cosas buenas otras no tan buenas y estoy permanentemente modificando conductas y hábitos para ser mejor persona y profesional.

Hace unos años era una persona distinta y gracias a mucha información de calidad que fui consumiendo en este último tiempo empecé a transitar un camino que aunque no está libre de obstáculos, me aporta muchos beneficios y felicidad.

Ente todas las cosas buenas que aprendí una de las más útiles fue darle valor a cada minuto de mi día y organizarme para sacar de ese tiempo el máximo provecho.

Todos tenemos 24 hs la clave esta en como las distribuimos

El presidente de China, tu vecino de enfrente, ese famoso que admirás, aquel desconocido con el que coincidís en un semáforo y quien escribe estas lineas tenemos algo en común: nuestro día se mide en 24 horas.

El tiempo no se puede crear, nadie por más dinero, poder o importancia relativa que tenga puede comprar tiempo.

Lo único que podemos hacer es distribuir nuestras tareas con relación a ese tiempo, establecer objetivos y priorizar aquellas cosas que nos ayuden a alcanzarlos.

El juego de las prioridades.

En este episodio hablo de emprendimiento pero esto es válido para cualquier objetivo que demande tiempo para su realización.

  • Mejorar la calidad de vida haciendo ejercicio.
  • Aprender un idioma.
  • Capacitarte para mejorar tus conocimientos y talentos como profesional.
  • Aprender a tocar un instrumento.
  • Pasar más tiempo con tu pareja, familia o amigos.

Para alcanzar cualquiera de esas metas que señalé a modo de ejemplo vas a tener que destinar el tiempo necesario de tus 24 horas, en muchos casos eso significa sacarle tiempo a otras actividades o, dicho de otro modo, darle prioridad a estas.

Todos podemos “rascar” un poquito de tiempo de asuntos triviales.

Cuando alguien me dice No tengo tiempo o No tengo el tiempo que tenés vos le pido que me cuente un poco de su vida, de su día a día y en apenas minutos sale a la luz la verdad que muchos no quieren o no pueden ver. Todos tienen tiempo pero lo usan para cosas poco importantes.

Mirar televisión, jugar con el celular o la computadora, navegar por las redes sociales, juntarse con amigos y conversar de asuntos de poco valor durante horas, leer el diario para enterarse del último chisme o el escándalo político de moda son actividades comunes a la mayoría de la gente.

Sin embargo si se trata de salir a caminar media hora, tomarse unos minutos para relajarse, meditar, leer un buen libro, trabajar en un proyecto que mejore la vida, compartir un rato de juego con los hijos o una salida a solas con la pareja nunca hay tiempo.

El tiempo está. Solo es necesario sacarlo de las cosas que no tienen importancia y dárselo a lo que si lo tiene.

Mirar una hora menos de tele por día, levantarse un ratito más temprano, acostarse un ratito más tarde, usar menos el celular, navegar menos por las redes sociales, etc, etc.

Si es tu caso, si no tenés tiempo para las cosas importantes lamento decirte que solo son importantes de la boca para afuera.

Es cuestión de sincerarse.

  • Quien dice que una vida saludable es importante y se alimenta con porquerías no está siendo sincero.
  • El que anda por la vida diciendo que no hay nada más importante que sus hijos pero no comparte al menos una hora de juegos con ellos cada día está faltando a la verdad.
  • Aquella que a viva voz le comenta a sus amigas que no hay nada mejor que la actividad física para mantenerse joven y activa pero sale a caminar una vez cada 15 días está hablando por hablar.

Nadie está obligado a nada en esta vida. Si querés emprender hacelo, si no querés no lo hagas. Solo es necesario que mires dentro tuyo y busques la verdad.

Si todo el mundo dice que hacer ejercicio es bueno pero no te gusta buscá otra alternativa para estar saludable, pero no te mientas. No digas que una cosa es importante para vos pero a la hora de la verdad nunca tenés tiempo para hacer esa actividad.

¿Querés tener tiempo para hacer cambios en tu vida?

Sean cuestiones de trabajo, desarrollo profesional o personal lo primero que debés hacer es meterte dentro tuyo y pensar con total y absoluta sinceridad en aquello que deseas. Si realmente lo deseas vas a encontrar no solo el tiempo sino también el modo de llevarlo adelante. Caso contrario ni vale la pena que te sigas torturando con algo que definitivamente no te interesa.

Contacto.

Espero que este episodio haya sido de tu agrado. Te dejo el formulario de contacto para que me hagas llegar tu comentario, consulta duda o sugerencia. Al toque me voy a comunicar con vos.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
1
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!
Powered by