Como perder clientes gracias a tus redes sociales

Amamos nuestras redes sociales, tanto que permanentemente le decimos a la gente “seguinos en facebook, en twitter, etc”  ¡ Cuidado ! Podés estar perdiendo clientes. Nunca hagas que tus clientes se vayan de tu web a las redes sociales.

Escondé tus redes sociales en tu página web.

Las redes sociales están atestadas de gente y todo el mundo habla de ellas por tal motivo es lógico que pienses (yo también pensaba así) que es una buena idea derivar a quienes visitan tu sitio web a tu Facebook, Google, Twitter, Instagram o Youtube.

Lamento decepcionarte pero es un tremendo error, casi casi un horror “echar” de nuestra web a los visitantes y lanzarlos a ese universo de distracción llamado redes sociales.

Nunca pongas imágenes o íconos destacados de tu Facebook tu Twitter o de la red social que utilices en la portada de tu página web. No hay nada malo con las redes sociales, es necesario tener presencia en ellas, pero una vez que alguien llegó a tu web tenes que retener a esa persona, hacer que convierta.

En mi artículo La conversión de Melanie Jones explico el concepto de “convertir”. Si cada persona que llega a tu web con intenciones de comprarte o informarse de lo que ofrecés hacé click en el logo de tu facebook y se va estas perdiendo sin ningún lugar a dudas ya que una vez en la red social cualquier cosa lo va a distraer y no te va a comprar nada.

Tu web es tu negocio online y ahi mandás vos.

Como ya te lo expliqué en mi artículo No gastes plata en una página web una inteligente presencia digital empieza en tu web.

Vendas productos o servicios, seas profesional o comerciante, es tu web el lugar indicado para contarle al mundo a que te dedicás, porque deberían elegirte a vos en vez de elegir a otra persona que ofrece lo mismo. Es tu web el lugar en el que tu posible cliente esta prestándote atención solo a vos. Ahí es donde vendés.

No vende solo quien tiene una tienda online. Si sos profesional y la gente te visita también estas vendiendo tus servicios. Tu comercio, aunque no tenga un catálogo online con carrito de compra, también esta vendiendo sus productos bajo ningún punto de vista te conviene mostrar en tu página web tus redes sociales animando a la gente a que las visite.

Cuando un cliente llega a tu web, si tu web está bien hecha, va a ir transitando un camino que vos diseñaste para lograr una venta o un contacto comercial. Si tu web esta bien hecha tendrá los textos adecuados para persuadir a tus visitantes, tendrá las CTA (llamadas a la acción) pertinentes según lo que quieras que tus visitas hagan se trate de llenar un formulario, realizar una compra, suscribirse a tu boletín de noticias, darse de alta en tu membership site o lo que vos quieras dependiendo de tu actividad.

El momento clave ocurre allí en tu web, sería un suicidio hacer que la gente se vaya hacia las redes sociales.

Una red social es un shopping en el que todas las vidrieras son iguales.

La información que vos publicas en tu web  es vital para tu negocio. Por lo tanto, si hacés las cosas bien, dicha información debería estar optimizada para lograr los objetivos que te propusiste al publicar tu sitio en internet. Esa optimización requiere un sólido balance entre los contenidos y la forma de presentar los mismos.

En tu web vos decidís que tipo de imágenes publicás, elegís los colores para tener uniformidad con tus colores corporativos. En tu página web el tipo de letra de tus títulos, de tus textos, de tus llamadas a la acción los elegís vos, del mismo modo el diseño de los botones, de tu menú de navegación o el tamaño de los videos que publicás.

Tu web, si está hecha con buen criterio, tendrá una estructura, unos contenidos y una estética alineada a los objetivos de tu actividad comercial. En una red social es absolutamente lo contrario. Como dije , una red social se asemeja a un Shopping en el que todas las vidrieras son iguales, tienen la misma forma, la misma iluminación, la misma distribución de los objetos y los mismos colores para todo el mundo.

Es fundamental entender que en una red social, por más usuarios que tenga, sos uno más del montón, no hay forma de que destaques entre tantos millones parecidos a vos y para completar el escenario desfavorable la competencia en las redes sociales es fenomenal.

Las redes sociales nos ponen a todos el mismo uniforme.

No me voy a cansar de decirte que en marketing la diferenciación es fundamental. Esta diferenciación se ve diluida en las redes sociales. En las redes sociales todas las paginas son iguales, todo se escribe con la misma letra, todo tiene el mismo color  todas las imágenes se presentan del mismo modo y tienen el mismo tamaño.

Además, los contenidos de las redes sociales se deben actualizar en forma periódica o de lo contrario aquello que publicas  dejará de ser visto tus seguidores o quedará “enterrado” en una interminable avalancha de otros contenidos de diversa índole publicados por otros usuarios.

En mi artículo Esclavos de Facebook profundizo otro tema que es imprescindible entender. Todas las redes sociales cambian con frecuencia su algoritmo en base a sus propios intereses empresariales. Un cambio de algoritmo puede significar que tus publicaciones de un día para el otro dejen de tener la misma cantidad de vistas, que lleguen a menos personas (excepto que pagues) . No es bueno que tu negocio dependa de terceros.

Aunque el algoritmo no te perjudique e Incluso tengas una buena estrategia y frecuencia en la publicación de contenidos inevitablemente vas a enfrentar un obstáculo aún mayor que el de la diferenciación cuyo nombre es “competencia”.

Tu competencia es un gato que juega con un ovillo de lana.

Si, tal como lo lees. En una red social no solo es competencia un negocio, empresa o profesional que ofrece lo mismo que vos.

Creemos que nuestra “competencia” son aquellos que ofrecen los mismos servicios o venden los mismos productos que nosotros. Ojala fuera cierto,  de ser así viviríamos en un paraíso ya que solo nos tendríamos que preocupar por lo que hacemos nosotros mientras miramos con atención lo que hacen nuestros competidores directos.

Pero en la vida real la cosa no es tan sencilla y las redes sociales amplifican el problema pues en ellas todo, absolutamente todo compite para ganar la atención de nuestro público. Las fotos de un casamiento, el video del bebe que acaba de nacer, los gatitos jugando con el ovillo de lana, el gol de Messi en la champions, todo lo que la gente publica en las redes sociales compite con lo que publicas vos y esta realidad es más que suficiente para darte cuenta que es un mal negocio echar a la gente de tu web hacia las redes sociales pues una vez que están en la red social te va a ser muy difícil volver a recuperar su atención.

Una vez en la red social la gente sale “disparada” hacia cualquier lado.

Usá las redes sociales para llevar gente a tu sitio web.

A esta altura ya tendrías que tener bien claro que las redes sociales jamas deben ser la principal herramienta de tu presencia en internet. En mi artículo Esclavos de Facebook detallo los puntos fundamentales en los que me baso para hacer tal afirmación.

Hay muchas, buenas y valederas razones para estar presentes en una o varias redes sociales, siempre y cuando las mismas sean un complemento de nuestra web. No estoy diciendo que no tengas Facebook, Twitter, Instagram, Youtube o SnapChat, lo que te digo, te insisto y te imploro que no cometas el tremendo error de hacer que tus clientes se vayan por la ventana de las redes sociales en el justo momento en que los tenes a tu merced, prestándote toda la atención en tu web sin distraerse por nada.

La única estrategia válida es la que sigue el camino inverso. Tener redes sociales con seguidores de calidad que ofrezca contenidos de valor para ese publico objetivo. En mi artículo  Marketing de Contenidos – Claves para generar contenido de valor te doy algunas claves para entender de que se tratan los contenidos de valor. Una vez que tenes tu publico en tus redes sociales debes hacer que vayan a tu web. Esto es lo que funciona.


Estrategia perdedora: Destacar en tu sitio web tus redes sociales para que los visitantes hagan click y se vayan a ver las fotos de los gatitos.

Estrategia ganadora: Usar el poder de las redes sociales para llevar a la gente a tu sitio web y una vez allí hacer que conviertan según los objetivos prioritarios de tu actividad.


Espero que este artículo te ayude a entender como hacer jugar a tu favor las redes sociales. ¿ Tenés alguna duda o consulta para hacerme? Aquí está mi formulario de contacto . ¡ Muchas Gracias !