Marketing digital para gente como uno

Episodio 101 | Nadie nació sabiendo.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

A veces sentimos frustración o una pesada carga por no lograr objetivos u obtener ciertos logros. En algunos casos la responsabilidad es nuestra pero en otros casos no nos corresponde hacernos cargo de los resultados de hacer algo que nadie nos enseñó a hacer. Nadie nació sabiendo.

Esos días en los que te sentís fatal.

Si te sentís mal por que las cosas no salen como te gustaría. Le ponés ganas, esfuerzo, trabajo y sin embargo los resultados están bien lejos de lo que deseas, frená un segundo y considerá todas las razones posibles de esos resultados. Puede que te estés colgando una mochila que te corresponde.

Esto que te pasa nos pasa a todos los emprendedores.

¿Te pusiste a pensar que quizás no es tu culpa? Tal vez no sea tu responsabilidad.

No hablo de lavarse las manos.

No te estoy sugiriendo que te laves las manos y le eches la culpa a los demás, al contexto a la situación económica o al vecino de enfrente.

Al contrario. Siempre te digo que los emprendedores tenemos el timón de nuestras vidas y que debés hacerte cargo de la responsabilidad de transitar tu propio camino y dar forma a tu futuro.

Pero a veces no obtenés buenos resultados porque nadie te enseñó como debían hacerse las cosas.

¿Negligencia o ignorancia?

Si eso que te salió mal es por tu propia negligencia está bien que te hagas cargo de la parte que te toca.

Si tenías que rendir un examen para la facultad y en vez de estudiar y prepararlo estuviste perdiendo el tiempo y no lo aprobaste es correcto hacerse cargo del asunto. En tus manos estaba la posibilidad de elegir, elegiste no estudiar y el resultado fue el obvio.

Pero si tuviste una entrevista laboral en inglés y no te fue bien pero no sabés inglés pues nadie te enseñó ya no es tu culpa.

Si, es un ejemplo absurdo, pero me interesa que te quede el concepto.

El mundo al revés.

Vivimos en un mundo en el que algunas cosas están patas para arriba.

El dinero es uno de los recursos más importantes de nuestra vida ya que lo necesitamos prácticamente para todo pero sin embargo en nuestras escuelas y universidades, que supuestamente nos preparan para la vida adulta y el mundo real, no nos enseñan a ganar dinero.

Salvo en alguna carrera que tenga que ver con economía nadie te dice nada sobre como monetizar tus talentos y conocimientos.

Este ejemplo del dinero uno de tantos que muestran lo contradictorias que son algunas cosas en el mundo.

Nadie nació sabiendo.

En el mundo hay millones de personas frustradas por no tener el dinero necesario para una vida como la gente, pero resulta que la mayoría de ellas no fue enseñada, preparada o capacitada para ganar dinero, conservarlo e incluso multiplicarlo.

Y esta gente va por la vida sintiendo que son lo peor del mundo. ¡Esto es una locura!.

Por eso te digo. ¡No te hagas cargo de cosas que no son tu culpa!.

Si algo no te sale porque nadie te enseñó ¿por que deberías hacerte responsable?

¡No!. Definitivamente no te cuelgues la mochila o el cartel de “ser humano fracasado” por no lograr algo para lo que no te prepararon.

El camino correcto del emprendimiento.

Un emprendedor ataca sus puntos débiles y los transforma en algo a favor.

  • Primer paso: Si algo no te sale porque no te enseñaron a hacerlo no te hagas cargo de ello. Quiero decir, no sientas culpa o responsabilidad por ignorar algo.
  • Segundo paso: Ahora tenés que tomar acción y aprender para salir de esa ignorancia.

Supongamos que pusiste un negocio pero no te está yendo bien porque nadie te enseñó a gestionarlo, hacer publicidad o ganar dinero ahora es tiempo de que aprendas todo eso que no sabés hacer.

Es momento de tomar acción y cambiar las cosas ya que de lo contrario, si te quedás lamentándote, jamás vas a obtener los resultados que deseas.

Conclusión.

Siempre te digo que en el camino de los emprendedores hay rosas y hay espinas y tenemos que aprender a lidiar y superar todos los obstáculos que se nos presenten.

Nadie vino al mundo sabiendo y además es imposible absorber todo el conocimiento humano por lo tanto seguramente en tu camino tengas que aprender miles de cosas nuevas. ¡No te desanimes! Dale para adelante que siempre es bueno crecer como persona y profesional.

Contacto.

Espero que este episodio haya sido de tu agrado. Te dejo el formulario de contacto para que me hagas llegar tus dudas, consultas o sugerencias. Al toque te voy a responder.

1
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!
Powered by