Marketing digital para gente como uno

Episodio 49 | Sugerencias para que mejores tu productividad.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

Como emprendedor siempre vas a tener más cosas para hacer que tiempo disponible para hacerlas, mejorar tu forma de trabajar es esencial. Este episodio trata sobre algunos consejos que aplico y que servirán para mejorar tu productividad.

Equilibrio y poco estrés.

Si seguís mí blog o escuchas los episodios de mí podcast sabrás que pienso que el trabajo, para tener una vida equilibrada, tiene que convivir con otras actividades y obligaciones.

Para lograr dicho equilibrio la experiencia y la práctica me enseñaron que es necesario organizarse de manera correcta y utilizar el tiempo con sabiduría. Dar a cada cosa su hora y lugar para disfrutar por un lado del trabajo y por otro del resto de las actividades del día a día.

Lo que propongo es sencillo pero no tan fácil, en mi caso sigo siendo un aprendiz que a veces logra dicho equilibrio y otras veces no, sin embargo sigo insistiendo porque vale la pena mejorar vida y trabajo.

Consejos para mejorar tu productividad.

Todo lo que comparto con vos tiene que ver con cosas que descubrí o aprendí de otros colegas y que aplico (o al menos lucho por aplicarlas). Estos seis puntos me fueron muy útiles para mejorar mi forma de trabajar, puedo decir que hubo un antes y un después de aplicarlos.

  • Establecé un horario para empezar y un horario para terminar tu jornada laboral.
  • En tu horario de trabajo, trabaja.
  • Mientras trabajes olvidate de WhatsApp, Youtube, Instagram y cualquier distracción similar.
  • Evitá las reuniones. Si no podés evitarlas al menos organizalas correctamente.
  • El teléfono es el peor ladrón de tiempo, no lo uses.

1 Horario de comienzo y fin de jornada.

Los emprendedores tenemos la pésima costumbre de trabajar desde que abrimos los ojos hasta que se nos cierran. Siempre hay algo urgente que hacer.

Para colmo influenciados por las películas y la televisión creemos que ser productivos es estar todo el día haciendo algo y corriendo de aquí para allá.

Tu día debería tener una hora de inicio y una de finalización y tenés que ser inflexible. Bajar la persiana cuando suene el timbre. Tu salud, ocio, familia y amigos te lo van a agradecer.

2 En el horario de trabajo ¡Trabajá!

Algunos creen que trabajo es eso que se hace en los tiempos libres mientras se realizan otras actividades como conversar con los compañeros, enviar y recibir mensajes con el teléfono o leer noticias en Internet.

Gran parte de la productividad se pierde en tareas que nada tienen que ver con el trabajo. Es necesario que te tomes las cosas en serio y en el horario laboral trabajes dejando las actividades que no tienen que ver con el trabajo para el momento que corresponda.

No hablo de ser un robot, me refiero a no perder un tiempo valioso que no volverá.

3 Nada de Internet, WhatsApp ni redes sociales.

Podrías pensar que 20 segunditos mirando la pantalla de tu teléfono no van a perjudicar tu trabajo pero si te ponés a multiplicar esos pocos segundos por la cantidad de veces que lo hacés en el día vas a darte cuenta cuán perjudicial es.

Con estas distracciones no solo perdés tiempo, también concentración y enfoque en la tarea que estás realizando. Cuando uno se distrae demora mucho en volver a concentrarse en su trabajo.

Mientras trabajás nada de distracciones. El mundo no va a dejar de girar porque no mires Instagram, no respondas un WhatsApp o no des un like a la publicación de un amigo.

4 Gestioná de forma eficiente tu correo electrónico.

La bandeja de entrada de tu email puede monopolizar tu tiempo si no la ponés bajo tu control. Nada es más importante que la tarea que estás realizando por ende lo demás (salvo una urgencia real) puede esperar.

  • Establecé con timeblocking un momento del día para responder los correos.
  • Limitá el número de suscripciones a blogs y páginas varias. Mejor administrá todo con un lector de RSS tipo Feedly o similar.
  • Crea filtros para que automáticamente los correos se organicen mientras llegan.

Hay muchas otras técnicas pero estas tres son suficientes para empezar.

5 Evitá las reuniones.

No se como será en otros países pero en Argentina las reuniones son como una suerte de adicción. Siempre que hay que hablar de algo sale una reunión.

Si querés mejorar tu productividad a toda costa evita las reuniones. En el caso que no se puedan evitar tratá de reemplazarlas por reuniones virtuales, por Skype, Hangouts o alguna otra aplicación que no implique reunirse físicamente.

Si la reunión es inevitable organizala según estos criterios.

  • Definir el tema de la reunión.
  • Que no sea una reunión multitudinaria, que solo participen los indispensables.
  • Establecé un horario de comienzo y una duración máxima.
  • Procurá que todos estén cómodos y tengan los elementos y herramientas necesarias.
  • Evitá elegir lugares o situaciones que se presten a la distracción.
  • De la reunión deberán surgir tareas, plazos y responsables de las mismas.

6 Nunca el teléfono.

El teléfono es del siglo pasado cuando no había otra forma de comunicarse. Hoy tenes mil maneras de estar en contacto con clientes proveedores amigos conocidos y familia.

Dentro de lo posible evita el uso del teléfono, atender 4 o 5 llamadas por día equivalen a perder una hora de trabajo.

En mi caso solo atiendo por email o las consultas enviadas al formulario de contacto de mi web. Eventualmente también utilizo WhatsApp pero bajo ninguna circunstancia atiendo llamadas telefónicas.

En resumen.

Nadie es perfecto todos tenemos algunas cosas que hacemos bien y otras que no sin embargo siempre es bueno y beneficioso mejorar nuestra forma de trabajar.

Al mejorar nuestro trabajo estamos llevando ese orden y organización a otras facetas de nuestra vida ganando en salud, bienestar, en definitiva logramos una mejor calidad de vida mientras mejoramos nuestra productividad.

Contacto.

Espero que el contenido de este episodio haya sido de valor y te invito a dejarme tus comentarios, consultas o sugerencias en el formulario de contacto. Al toque te voy a responder.

Campos personalizados en WordPress.

Mañana viernes 25 de enero te espero nuevamente, como todos los viernes voy a hablarte de WordPress, específicamente de los campos personalizados (o custom fields). Si necesitás hacer la web de una agencia de viajes, una concesionaria de autos o un portal de profesionales no te pierdas el episodio de mañana.

1
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!
Powered by