Cinco consejos para hacer un sitio web profesional

Hacer un sitio web es sencillo, hay muchísimas herramientas para ello algunas complejas y otras fáciles de utilizar tanto que cualquiera en minutos puede hacer uno. Pero hacer un sitio web que funcione es otra cosa hoy te traigo cinco consejos para hacer un sitio web profesional.

Hacer un sitio web es entender muchos conceptos.

No importa si tenés experiencia, un extenso currículum un bagaje enorme de conocimientos o por el contrario son un “novato” dando sus primeros pasos en esto de hacer un sitio web. Lo que importa es que lo hagas bien, con criterio y buenas prácticas.

De eso se trata este artículo, de darte algunas pautas de trabajo que te van a ayudar a la hora de hacer un sitio web para un cliente o para tu uso.

En mi blog hay muchos artículos en los que hablo sobre esta fascinante profesión y sus buenas artes ya que es imposible condensar en uno solo todos los aspectos a considerar en lo que a desarrollo web se refiere.

Hoy voy a hablar de cinco aspectos muy importantes que sumados a otros de los que ya hable y a otros tantos que citaré en un futuro te van a permitir hacer un sitio web profesional.

Cinco consejos para hacer un sitio web profesional

Consejo # 1 : Mejorar la velocidad de carga.

Podría empezar por la estética, la funcionalidad o usabilidad web, pero elegí la velocidad de carga ya que se trata del primer gran obstáculo con el que se van a enfrentar quienes visiten tu web.

Cuando llegamos a una página web esperamos que la misma cargue rápido, de hecho Google penaliza a los sitios web lentos. Es vital que tu web muestre a los visitantes su contenido en el menor tiempo posible.

Evitá todo tipo de elemento que baje la performance de tu web en lo que a velocidad se refiere. Nada de imagenes gigantes o videos que tarden en cargar y si en razón de tu estrategia digital no podés prescindir de ellos usá herramientas para optimizarlos. Los plugins de compresión de imágenes para WordPress son un ejemplo.

Las causas que originan un desempeño lento de tu sitio web pueden ser muchas: falta de comprensión del código (css, javascript, html), hosting de baja calidad con servidores colapsados, mala codificación de la plantilla o theme que usaste para tu web, etc.

Aunque existen muchos servicios online que te aportan datos para que descubras las causas que hacen que tu web vaya lenta te sugiero Google PageSpeed , esta herramienta analiza tu sitio web, te indica cuales son las razones de su lentitud y te da una serie de consejos para mejorarlo.

Consejo # 2 : Ofrecé información de calidad.

Un sitio web profesional debe estar optimizado para servir contenidos a tu público ideal a fin de que su tasa de rebote sea mínima.

La tasa de rebote es un indicador que te muestra el porcentaje de abandono de los visitantes en tu web. Estos datos los podés observar en Google Analytics. En caso de que uses WordPress podés instalar el plugin Monster Insights que te permitirá ver dicha información en el panel de control de tu web.

Pero independientemente de los “datos duros” provistos por cualquier herramienta de análisis de tráfico lo esencial es entender que quienes visitan tu web desean encontrar información útil.

Si ofrecés un servicio los visitantes de tu sitio web a “golpe de vista” tienen que entender que servicio ofrecés, que alcance tiene el mismo y principalmente en qué medida eso que vos ofrecés resuelve sus problemas.

Si lo que vendés son productos se aplica la misma lógica. Cuando alguien llega a tu web debe disponer de información no solo de tus productos sino también de la forma de pago, la entrega, las devoluciones, etc.

Es necesario que además de entregar información básica y esencial el visitante de tu sitio web tenga confianza pues dicha confianza es la que lo llevará a contactar para contratar tus servicios o poner los datos de su tarjeta de crédito para comprar online aquello que vendés.

Consejo # 3 : Prestar atención a los textos.

En varios artículos de mi blog me referí a las buenas prácticas relacionadas a la redacción de textos, a lo que se denomina “copywriting”.

Para hacer un sitio web profesional es indispensable dotar al mismo de textos pensados para lograr conversiones. Una conversión puede ser una venta, un contacto comercial, la obtención de una dirección de correo electrónico de un visitante o lograr que se suscriban a tu sitio web.

La redacción de los textos debe encararse tomando en cuenta las características de tu público objetivo y sus necesidades. Es común encontrar páginas web con textos poco relevantes o inútiles. En mi artículo “Lo que” hablo de las características que deben tener los buenos textos y de las prácticas que se deben evitar.

Si alguien visita tu sitio web es porque supone que allí encontrará una solución a un problema que lo aqueja. Nadie llega a tu web para leer frases hechas o lugares comunes del tipo “ofrecemos la máxima calidad al menor precio” “atendido por sus dueños” “la calidad que tu empresa merece” no me canso de decir que en marketing la diferenciación es clave y que cualquier texto que no te diferencie es un texto que carece de sentido.

Otro error común es el “autobombo” quien llega a tu web no desea encontrar una kilométrica perorata cuyo contenido central es hablar bien de vos mismo o tus productos. Tu cliente potencial quiere que hables de soluciones para él, no quiere escucharte decir que sos el mejor.

Consejo # 4: Cuidá la estética de tu sitio web y sus imágenes.

La imagen es todo. No se puede hacer un sitio web profesional descuidando la estética del mismo.

Sabemos que la primera impresión es la que cuenta, quienes llegan a tu web en pocos segundos deben saber que tenés para ofrecerles y esto no solamente lo perciben al leer un texto, la estética de tu web también les transmite mucho, evitá estos errores.

    • Tipografía fea, inapropiada o mal combinada.
    • Colores chillones o que producen molestia a la vista.
    • Abuso de elementos en movimiento o distractivos (sliders, animaciones, etc)
    • Mucho texto o poco espacio entre líneas y caracteres.
    • Subrayados, negritas, cursivas y caracteres innecesarios.
  • Logotipo de mala calidad, demasiado grande o demasiado chico.

Cité algunos elementos que se ven con frecuencia (aunque no son los únicos).

En cuanto a las imágenes estas deben ser de calidad. No sirve tener un buen producto  y un servicio al cliente de excelencia si en tu página web no hay imágenes de los mismos o las que hay son de mala calidad.

¿Te imaginas tener la vidriera de tu negocio sucia y con productos llenos de polvo?

No podemos tocar los productos de un sitio web por lo tanto son las imágenes las que nos ayudan a percibir la calidad de los mismos.

Es imposible hacer un sitio web profesional con imágenes feas, inadecuadas, de mala calidad o repetidas. Te dí el ejemplo de aquel que vende un producto, pero lo mismo se aplica para quienes ofrecen servicios o escriben un blog.

Si navegás mi web vas a ver que las imágenes que acompañan los primeros artículos que escribí son imágenes buscadas en Google.

Cuando comencé mi blog hacía eso, buscaba en Google una imagen y la publicaba junto con mi artículo, con el paso del tiempo me dí cuenta que muchos otros profesionales que hablaban de los mismos temas que hablo yo usaban las mismas imágenes o similares y allí me di cuenta de mi error.

Las imágenes que utilizaba lejos de diferenciarme de mis colegas me igualaban a ellos con el riesgo de que mis visitantes pensaran que mis contenidos no eran ni más ni menos que una mera copia de contenidos de terceros. ¿ves la importancia de las imágenes?. Ahora cada artículo de mi blog lleva una imagen trabajada por mi.

Si necesitás imágenes para tu blog o sitio web aquí te dejo una lista de 25 páginas web desde las cuales podés descargar no solo fotos sino también otros recursos gráficos.

Dicho todo lo anterior es oportuno agregar que aunque la estética es importante debe, como todos los demás elementos, estar subordinada a los objetivos de tu sitio web. Es bueno además siempre buscar el equilibrio entre la estética y la usabilidad.

Consejo #5: Establecé un contacto directo y fluido con los visitantes de tu web.

Hacer un sitio web implica prestar atención a muchos elementos. Uno de los más importantes referidos a la usabilidad web es aquel que tiene que ver con dotar a los visitantes de tu sitio de una manera simple y sencilla de ponerse en contacto con vos.

Un formulario de contacto, visible, bien ubicado y con una consigna clara permitirá a quienes visitan tu web entrar en contacto con vos. Un botón en el menú principal de navegación que lleve a dichos visitantes hacia el formulario de contacto allanará el camino para establecer dicha comunicación.

Sin embargo no alcanza con tener un formulario a la vista del cliente si luego le damos nula o escasa importancia a los contactos que llegan a través de él.

En razón de mi actividad profesional estoy permanentemente conectado a internet y gran parte de mi vida tiene que ver con ello, tanto que en la medida de lo posible intento resolver o tramitar todos mis asuntos digitalmente.

En pleno siglo XXI es increíble la poca atención que muchas empresas, profesionales e incluso dependencias del Estado dan a los formularios web como canales de comunicación.

Me ocurre con frecuencia llenar un formulario y que él mismo me de error, o que no me respondan, o que me vuelva rebotado. Cada vez que me ocurre algo por el estilo pienso en la cantidad de posibilidades que se pierden por una pésima gestión de un canal de comunicación tan sencillo pero potente a la vez.

Si querés hacer un sitio web profesional dale al formulario de contacto la importancia y valor que tiene, incluso una gestión digital inteligente pone énfasis en este tipo de canales de comunicación por encima de los tradicionales como puede ser la comunicación telefónica.

Invitar a los clientes a dejar sus consultas online mediante un formulario en vez de hacerlo por teléfono te hará ahorrar cientos de horas anuales desperdiciadas en llamadas que podrían evitarse. El teléfono es un gran ladrón de tiempo que impacta negativamente en la eficiencia de las organizaciones.

Además un contacto mediante un formulario por escrito queda registrado a diferencia de las palabras que , como todos sabemos, se las lleva el viento.

Todo lo que tiene que ver con los consejos para hacer un sitio web profesional es fascinante. Hay mucho para decir al respecto, en este artículo solo mencioné algunas cosas, como bien dije, pero hay tantísimo para hablar.

Espero que mis puntos de vista te sean de utilidad para tu página web o la de tus clientes y te invito a dejar en mi formulario de contacto tu comentario, duda o inquietud con la promesa de responderte a la mayor brevedad posible.

¡ Muchas gracias por leer este artículo, hasta el próximo !