Consejos para una gestión exitosa de tus redes sociales.

Tus potenciales clientes están en internet, muchos de ellos en las redes sociales. Para aprovechar esto debés llevar adelante una gestión profesional e inteligente. Prestá atención a los siguientes puntos.

Construí una comunidad con público de calidad.

Este es uno de los temas centrales poco comprendidos. En mi artículo “Maria me Gusta y José Calificado” me referí a ello.

Todavía hay personas que creen que lo que importa en las redes sociales es tener muchos seguidores a cualquier costo. Es un error. No importa la cantidad, sino la calidad de los mismos.

Construí un público calificado si querés que tu mensaje llegue a quien realmente le interesa, caso contrario vas a estar perdiendo tiempo, dinero o ambos.

Estudiá las estrategias de tus colegas y empresas del sector.

Además de conocer a tu público tenés que investigar a tus colegas, a quienes ofrecen productos o servicios similares a los tuyos. Ver como se posicionan, qué contenidos publican, como se comunican con su público, cuál es su frecuencia de publicación, etc.

Analizar la acciones de otros actores de tu sector te puede dar pistas valiosas  y útiles para tu estrategia. No te estoy diciendo que los copies porque eso no sirve, te sugiero que los tomes como referencia.

Si me pidieras un consejo en este punto te diría: Aprendé de los mejores. Siempre habrá alguien que llegó a ese lugar en el que nos gustaría estar. Esas personas son una fuente de inspiración y de información de gran valor.

Publicá contenido que se destaque.

Miles de millones de personas interactúan en las redes sociales y son bombardeadas segundo a segundo con información de todo tipo, para destacar es necesario crear contenidos originales que impacten.

Sea que hagas una campaña pagando publicidad o que apuestes al marketing de contenidos tenés que esforzarte para llamar la atención de tu público y para que esto ocurra debés invertir tiempo y esfuerzo creando tus contenidos.

Pocos resultados vas a obtener si tus publicaciones son cosas aisladas que encontraste luego de buscar cinco minutos en Google. No me canso de decirlo, la improvisación no vende.

Interactuá con tu comunidad.

Trabajá tus redes sociales para lograr interacciones. Proponé contenidos que impulsen a la gente a dejar un comentario o a compartir los mismos.

Publicá encuestas, hacé preguntas para que respondan, no te quedes solamente con publicar una foto o un video.

Invitá a tus seguidores a que dejen comentarios o consultas  y respondé a la mayor brevedad posible. No hay nada peor que hacer una pregunta y no obtener respuesta alguna.

La atención, el buen trato y la amabilidad son valores que deben estar presentes en una gestión profesional de tus redes sociales.

Como te comente en “Gestioná las redes sociales como el almacenero de tu barrio” si querés una comunidad fiel a tu negocio tenés que ir creando lazos de entendimiento que resulten en una relación a largo plazo. Apostá a la empatía, ubicate  del lado de la gente, eso siempre será beneficioso para ellos y para tu propio negocio.

Todo debe estar orientado a las conversiones

Aunque tu contenido se destaque, tu público sea de calidad y tus redes sociales estén permanentemente en ebullición nada tendrá sentido si no hay conversiones.

En este blog ya te hablé en otras oportunidades de las conversiones, tus redes sociales deben servir para que la gente contrate tus servicios, compre tus productos, se suscriba a tus cursos o a tu newsletter mensual.

Sea cual fuere el objetivo que busques todos los esfuerzos tiene que estar orientados a conseguir dicho objetivo. Una cosa es tu perfil personal en el que hacés amigos para compartir intereses en común pero otra cosa muy distinta es la utilización de las redes sociales para tu negocio.

Analizá las métricas.

Es fundamental medir el desempeño. No alcanza con contar los “me gusta” o los seguidores. Tenes que analizar si ti trabajo en las redes sociales te produce conversiones, mirar esos números que te indican si estás en el camino correcto o tenés que variar la estrategia.

Es importante llevar la cuenta de cuantas ventas lograste, cuantos presupuestos te pidieron o cuantos suscriptores se anotaron en tu lista de correos. Es imposible una gestión profesional de las redes sociales sin una medición de las acciones llevadas adelante.


Estrategia perdedora: No aprovechar las posibilidades que ofrecen las redes sociales para tu negocio.

Estrategia ganadora: Hacer una gestión profesional, con contenidos de calidad dirigida a un público bien específico y medir el trabajo para aplicar mejoras continuas con el objetivo de captar clientes y hacer crecer tu negocio.