Marketing digital para gente como uno

Episodio 76 | Quemar las naves no es emprender.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

El emprendimiento no es tirarse a la pileta sin saber si hay agua o no. Emprender es ir detrás de una idea, un sueño, seguir forma de vida y hacerlo de manera  inteligente. Hoy te voy a dar ciertas pautas para que emprendas con el menor riesgo posible.

La ficción de los medios.

Suena bonito eso de quemar las naves, dejar todo ir detras de un sueño y lograr ascender en la piramide social , llenar las cuentas bancarias y recibir los atardeceres en paradisíacas inslas del pacífico en plena fiesta con amigos.

Está bueno, pero no es lo más común. Es como ganarse la lotería.

Quemar las naves tiene muy buena prensa pero no es una gran idea, al contrario. La mejor opción es seguir una serie de pasos, sencillos pero importantes, para minimizar al máximo el riesgo.

Como siempre te digo, esta es una guía breve, pues un tema tan complejo podría ocupar una biblioteca entera pero creo que estos breves conceptos te van a ayudar muchísimo si estas pensando en emprender.

¿Realmente querés emprender?

Todos hablan de emprender, de libertad financiera, de ser tu propio jefe y lograr tus sueños. El tema del emprendimiento hace años que es trending topic y hay de todo, vendedores de humo y gente criteriosa que puede darte buenos consejos.

Vale la pena que te animes pero no sin antes ponerte a pensar si eso de emprender es para vos.

Tal vez no te guste tu trabajo actual y con un cambio de trabajo ya no sientas tanta frustración, puede que el no llegar a fin de mes te haga fantasear con poner tu propio negocio y solucionar tu vida de la noche a la mañana, o las historias de éxito ajenas te cautivaron y crees que es soplar y hacer botellas.

Mi primer consejo, para que puedas emprender con el menor riesgo es que analices con seriedad y honestidad si eso de emprender es compatible con vos.

Pasión en acción.

Dicen los que saben que la fórmula secreta para un negocio exitoso es la que proviene de mezclar lo que nos apasiona con aquello que hacemos bien.

Seguramente haya algo en tu vida que te guste mucho, tanto que serías capaz de hacerlo aunque no ganaras dinero. Si además de apasionarte tenés talento, arte, experiencia y te destacás en ello ya te anticipo que tenés en tus manos el pasaje a un futuro provechoso.

Solo resta que esa pasión llevada a la acción ayude a la mayor cantidad de personas, esa será la medida de tu éxito.

Por lo tanto mi segundo consejo es que te centres en tus habilidades, en tus puntos fuertes y busques la manera de lograr que tu pasión ayude y mejore la vida de la mayor cantidad de personas posibles y así convertirse en un negocio rentable.

Lo mínimo y lo viable.

No hay mejor escuela de negocios que la cruda realidad. Hay mil formas de planificar acciones, diseñar un plan de negocio o hacer un estudio de mercado pero acá se trata de “tomar el toro por las astas” pues de lo contrario la llamada “parálisis por análisis” se puede llevar puesto tus sueños.

Cada segundo que demores es un tiempo que no volverá así que la mejor manera de arrancar es con un producto mínimo viable, lanzar tu negocio con la menor inversión posible de tiempo y dinero, validarlo en la vida real y mejorarlo gracias al feedback de tus propios clientes.

Mi tercer consejo es que te lances lo antes posible adaptando la metodología “lean” a tu proyecto.

Te dejo a continuación un enlace en el que te cuento como validar una idea de negocio con poca inversión, como validarla con Facebook y una explicación del producto mínimo viable.

La constancia y la paciencia.

Voy a volver al principio, las historias de éxito que nos cuentan rara vez ocurren en la vida real (o al menos como nos las cuentan).

Emprender es enfrentar obstáculos todos los días de tu vida, materiales, emocionales, psicológicos. Tendrás que trabajar mucho, muchas veces sin que ingrese el dinero y muchas veces sin ver los resultados pero vas a tener que insistir, persistir no bajar los brazos.

Emprender no es algo momentáneo, algo que se hace mientras tanto y hasta lograr cierto objetivo, emprender es una forma de vida te diría que es casi una metáfora de la vida y no hay mejor vida que la que se vive.

El cuarto consejo es que sigas adelante aunque te asalte el desánimo. Solo la constancia, la paciencia y un deseo inquebrantable de lograr tus sueños van a llevarte a buen puerto.

Conclusión

Hay una formula secreta para lograr el riesgo cero y es no hacer nada, es quedarte en tu casa mirando la vida pasar, celebrando (o envidiando) el éxito ajeno.

Dije recién que emprender es como vivir y así como no hay vida sin riesgos tampoco hay emprendimiento sin ellos pero si empezás tu camino de manera inteligente y ordenada dando pasos seguros en vez de “quemar las naves” estos riesgos serán menores.

Contacto.

Espero que este episodio te haya gustado, ya sabés que por aca te dejo el formulario de contacto para cualquier comentario, duda o consulta que me quieras hacer llegar. Al toque te voy a responder.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
1
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!
Powered by