975 Profesionales generalistas versus especialistas.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast 

Los profesionales de servicios en determinado momento de sus carreras se enfrentan con la decisión de trabajar como generalistas o transformarse en especialistas. En este episodio voy a participar en el debate y a darte mi opinión que estoy seguro de que te va a venir genial si estás por tomar esta decisión.

¿Elijo ser profesional generalista o especialista?

En este episodio voy a darte mi punto de vista con respecto a un tema que sale con bastante frecuencia en mis consultorías de marketing y que también es largamente debatido en los ámbitos del emprendimiento cuando se habla de elegir un camino profesional.

Te adelanto que en lo personal considero que, decidas lo que decidas, siempre debés tener una visión general del sector en el que te movés. En los próximos párrafos voy a justificar mi posición.

¿Qué es ser un profesional generalista?

Resumiendo de forma extremadamente sencilla, puedo decirte que un “generalista” es quien sabe un poco de todo y no se identifica por tener una especialidad determinada.

Como ejemplo podemos citar en el campo de la Medicina al médico clínico, en el Derecho al abogado que entiende un poco de todo y en el Marketing podría señalar un perfil como el mío: Soy Consultor de Marketing y asesoro sobre distintos temas del ámbito de mi trabajo sin especializarme en ninguno puntual.

¿Qué es ser un profesional especialista?

En la otra cara de la moneda se encuentra el profesional especialista que, como su nombre lo indica, elige especializarse en determinado campo dentro el sector en el que se mueve.

Siguiendo con los ejemplos anteriores te puedo señalar que un cardiólogo es un especialista dentro del campo de la Medicina, un abogado que atiende derecho internacional es un especialista en su ámbito y volviendo al ejemplo del Marketing alguien que se dedica de forma exclusiva a la publicidad digital ofreciendo servicios de Facebook Ads (o Meta Ads) es un especialista.

¿Conviene ser generalista o especialista?

Los defensores de la especialización profesional sostienen que un especialista, entre otras cosas, puede cobrar más por su trabajo, conseguir mejores clientes, establecer una barrera de entrada más alta que evita el intrusismo y algunas otras bondades por el estilo.

En mi opinión todo lo anterior es correcto. Es obvio que no gana lo mismo un cardiólogo que un médico clínico. Está claro que quien necesita un abogado especialista en derecho internacional no elegirá uno que se dedique a todo. También es cierto que “sacarle el trabajo” a un especialista en publicidad digital es mucho más difícil que competir con alguien que no se especializa en nada en concreto.

Sin embargo, aunque lo anterior sea cierto, no dice mucho. Como vengo diciendo a lo largo de los cientos de episodios de mi podcast no importa a lo que te dediques, ni siquiera importa si sos generalista o especialista. Lo que define todo es tu posicionamiento, la forma en que te diferenciás de tu competencia y otra serie de variables relacionadas a tu negocio, marca o marca personal.

Yo soy un consultor de marketing generalista. Sin embargo tengo un claro posicionamiento. Por un lado creo contenidos que me diferencian de otros a su vez, mi propuesta de valor está orientada a determinado tipo de clientes y clientas para quienes, lo que ofrezco, les soluciona muchos de los problemas de su negocio, su comunicación y su marketing.

No necesito ser especialista para conseguir clientes ni para cobrar más que mis colegas. Incluso siendo generalista puedo cobrar más que un especialista ¿Por qué? Siencillamente: por mi posicionamiento y el trabajo sobre mi marca personal.

Ser especialista no es igual que ser generalista, pero tampoco es tan distinto.

Quienes defienden la especialización señalan que convertirte en especialista (en comparación a no hacerlo) es como el día y la noche. Pareciera que solo conviene especializarse y que no hacerlo es un grave error. La verdad que no lo comparto por distintas razones:

Es imposible ser un profesional especialista sin antes ser generalista.

¿Puede alguien especializarse en Facebook ADS sin tener una base de marketing en general? ¿Podés ser un abogado especialista en derecho internacional sin tener nocion de derecho civil, comercial, penal? ¿Podés ser cardiólogo sin antes ser médico clínico?

Encontrar una vocación no es tan sencillo como parece.

Quienes defienden la especialización sugieren que de buenas a primeras podés elegir un nicho concreto pero ¿Cómo elegir correctamente un nicho o una especialización determinada si no probaste otras cosas?

Conviene levantarse un día por la mañana y decir – Bueno, voy a dedicarme al copywriting porque está bueno. ¿No te parece mejor tener antes una mirada más amplia y luego elegir? Yo creo que si.

El riesgo de especializarse por dinero.

Cuando se habla de especialización profesional se sugiere que es la mejor alternativa ya que el solo hecho de especializarse permite cobrar mejores honorarios y por ende ganar más dinero.

Yo opino que todo es relativo y reitero que si bien un especialista puede ganar más que un generalista lo contrario también puede ocurrir.

Pero amén de lo anterior elegir una especializacion por un objetivo meramente económico no me parece correcto. Nada es fácil en el camino del emprendimiento y si vos elegís una profesión solamente por la posibilidad de ganar dinero más tarde o más temprano te vas a arrepentir ya que el dinero por sí solo no logra satisfacer a las personas. Lo ideal es que elijas algo que te llene y luego ganes dinero haciendo eso.

Se puede ser especialista y “morir en el intento”.

Otro asunto delicado en el ámbito de la especialización profesional es el nicho que se elije. En algunos casos no hay problema con esto, pero si se trata de una actividad novedosa o una que en tu lugar de trabajo no es conocida será bastante complicado vivir de ello.

Imaginate que vivís como yo en latinoamérica y querés especializarte en “usabilidad web y esperiencia de usuario” porque escuchaste por ahí que “ser especialista es lo que va”.

Resulta que por estas latitudes la mayoría de los negocios ni siquiera tienen un sitio web ¿Te parece que vas a poder vivir de ofrecer asesorías sobre “usabilidad web” en un contexto en el que a nadie le interesa siquiera tener un sitio web?

No es malo especializarse, es una buena opción.

Luego de todo lo que escribí al respecto tal vez pienses que considero una mala idea que te especialices. No, al contrario, me parece una buena decisión siempre y cuando la tomes luego de analizar los pro y las contras.

Yo no estoy en contra de la especialización profesional. Estoy en contra de quienes dicen que solamente quien se especializa tiene futuro y quien no lo hace está condenado a ganar poco dinero, pelear por precio y tener una profesión frustrante o mal remunerada.

Hay trabajo para los generalistas y para los especialistas.

En el mundo hay médicos clínicos y también hay cardiólogos y decenas de otras especialidades.

Hay generalistas de marketing y especialistas en publicidad, copy, diseño web, ecommerce, funnels, etc.

Si me pongo a hacer una lista y comparaciones podría estar todo el día pero creo que con lo dicho ya es suficiente.

Imagino que ya entendiste que podés trabajar de lo que te gusta siendo profesional generalista o especializandote en algo que te guste. Esa es la idea.

Lo importante es brindar soluciones a las personas que lo necesitan y transformarte, para ellas, en la mejor alternativa. Esa es la estrategia ganadora.

En conclusión.

Mis sugerencia es que hagas tu propia experiencia. Fulanito dirá “Se especialista”, Menganita “se generalista” creo que vos tenés que hacer tu propia experiencia.

En segundo lugar siempre tenés tiempo para especializarte. Todos podemos ser generalistas y luego elegir una especialidad, el camino inverso no siempre es posible ni aconsejable.

Recordá que todo depende de tu posicionamiento, de tu diferenciacion y del valor que aportas. Podés ser especialista y no embocar una. Podés ser generalista trabajar con buenos clientes y ganar un buen dinero.

Por último. Aunque en el emprendimiento hay mucho escrito no está todo escrito y eso es lo bueno. Vos tenés la posibilidad de ir escribiendo tu propia historia.

¿Vos sos generalista o especialista?

Me gustaría que me dejes tu comentario y me cuentes tu caso. A continuación tenés el formulario de contacto.

También quiero contarte que puedo darte una mano con mi servicio de Consultoría de Marketing. Puedo ayudarte para que dejes de perder tiempo, dinero y esfuerzo en actividades que no te dan resultado.

Contactate ya mismo, contame sobre tu negocio y empecemos a dar vuelta la página mejorando el marketing de tu negocio.

Contacto.

Te dejo el formulario para tus dudas, consultas o comentarios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.