10 ejemplos de segmentación para tu email marketing

Hay muchas maneras de segmentar a los contactos en una base de datos para campañas de email maketing. Aunque no hay un modelo exacto perfecto o ideal ya que depende de las características propias de cada negocio voy a darte algunos ejemplos que te van a ser de utilidad.

Segmentar tu lista de correos es fundamental.

Cuando digo segmentar dentro del contexto del marketing digital y de las campañas de email me refiero a dividir el mercado al que te dirigís buscando crear conjuntos de personas con similares características.

A continuación voy a darte diez ejemplos para que a partir de ellos puedas segmentar tu propia lista de correos.

1 Segmentar por sexo.

Esta es una de las más clásicas. En algunos rubros es más evidente la necesidad de esta segmentación, en otros tal vez segmentar por sexo no sea lo prioritario. Si tenés un e-commerce que vende productos para hombres y mujeres es fundamental enviar en tus mails aquello que le interesa a cada uno de ellos y al hacerlo utilizar un lenguaje acorde al destinatario del mensaje.

2 Por ubicación geográfica.

Imaginate que tenés una tienda deportiva online y vendés en un país extenso como Argentina con todos los climas. Te conviene segmentar tu lista de correo según el lugar donde habite el destinatario pues ninguna gracia le causará a un suscriptor que vive en un clima cálido que le llegue una oferta de artículos para deportes invernales. Aunque parezca tonto este ejemplo pasa a menudo.

3 Segmentar por edad.

Como te indiqué ayer no es lo mismo dirigirte a los adolescentes que a sus padres. Imaginate que vendés fiestas o viajes de egresados seguramente a los chicos vas a hablarles de fiesta, boliches, noche, música, selfies redes sociales y cosas por el estilo sin embargo a los padres les vas a señalar cosas que tengan que ver con seguridad, trayectoria, solvencia, etc.

4 Por intereses.

Este es otro error muy común. Los grandes comercios de artículos para el hogar y electrónica de consumo envían interminables catálogos con todo sus productos. Alguien que compra habitualmente insumos para computadora recibe ofertas de cortadoras de césped.  Tarde o temprano este cliente abandonará la lista de correos cansado de recibir información que no le interesa.

5 Segmentación por volumen de compra o facturación.

Muchos comercios tienen varias listas de precios que ofrecen a sus clientes de acuerdo al volumen de sus compras, sin embargo no siempre toman los mismos recaudos a la hora de enviar sus boletines de noticias u ofertas periódicas.  Si tenemos clientes con distintos “status” es práctica aconsejable no enviar a todos la misma información.

6 Clientes y no clientes.

Tampoco se debe mezclar a los clientes con los que no lo son. No importa si tus precios son los mismos para ambos. Quien es cliente ya está acostumbrado a tratar con vos, quien no lo es no solo necesita ser seducido también necesita saber como se va a relacionar con tu negocio. Aquí también deben formar parte de listas separadas.

7 Por ciclo de vida del cliente.

Se entiende por ciclo de vida del cliente a las distintas fases en que se pueden dividir la relación que el mismo tiene con nuestro negocio. Voy a hacer divisiones sencillas y no muy técnicas para que se pueda entender con mayor facilidad.

Fases del cliente en su “ciclo de vida”.

Leads o clientes potenciales: no son clientes tuyos pero podrían serlo. Debes “seducirlos” para que compren tus productos o servicios.

Nuevos clientes: ya te compraron, ahora es tiempo de fortalecer la relación con ellos para que sigann siendo clientes.

Clientes activos: a estos clientes los tenés que convertir en clientes leales, ofrecerles lo mejor en todos los sentidos para que no te abandonen.

Clientes leales: cuidalos como oro y aprovecha su lealtad para aumentar su volumen de compra, su ticket medio o bien para transformarlos en promotores de tu negocio.

Ex clientes y clientes inactivos: Son los que por alguna razón dejaron de consumir tus servicios o productos, es importante conocer las razones que motivaron eso y que elabores una estrategia para recuperarlos ya que es sabido que el costo de recuparar un cliente es sensiblemente inferior al costo de adquisición de uno nuevo.

8 Por días especiales, celebraciones y cumpleaños.

Imaginate que vendés artículos de oficina y en tu lista tenés muchos abogados, arquitectos o contadores. Podrías, segmentación mediante, enviar un saludo a cada uno de ellos en su día. Lo mismo en las fechas de cumpleaños de tus clientes, o celebraciones especiales.

9 Por estacionalidad.

Puede haber clientes que solamente te compren en determinado momento o que en cierta época del año te hagan compras más importantes como por ejemplo las librerías antes del comienzo de clases. Es importante usar  esta información para segmentar tus listas enviando ofertas, promociones y novedades puntuales.

10 Por método de envío.

Tal vez algunos de tus clientes prefieran recibir la mercadería por una compañía de logística y otros por servicios regulares de transporte de cargas o pasajeros. Aquí también podrías aplicar una segmentación acorde la las necesidades de cada uno.

Conclusión

Evidentemente no es lo mismo enviar a todos la misma información que personalizar y adaptar nuestro lenguaje y contenido según las características de nuestro destinatario. Segmentar permite optimizar los procesos de adquisición, venta y servicio de cara a nuestros clientes.

Aquí expuse diez ejemplos que juntos o combinados pueden ser utilizados como punto de partida para tus campañas de email marketing. No son los únicos ya que la segmentación depende de la combinación de muchas variables, tipo de negocio, tipos de clientes, productos, servicios, etc.

Lo que me interesa es que al final de este artículo te quede clara la importancia de llegar a cada persona con la información que para esa persona es útil y en el momento en que la necesita, esto sin dudas ayuda a mejorar los proceso comerciales en general y las ventas en particular.


Estrategia perdedora: acumular contactos en una lista de correo y no segmentarlos.

Estrategia ganadora: entender que cada individuo tiene distintos gustos motivaciones intereses y necesidades. Llegar a cada uno de ellos como si se tratase de un mail de persona a persona es vital para lograr resultados.