Seis mitos erróneos sobre páginas web

Si pensás que una página web no sirve para tu negocio, que es caro tener una, difícil de mantener o que es para empresas grandes, te sugiero leer esta nota en la que voy a pulverizar mitos de ese estilo.

Mito #1 : Es caro tener una página web.

Hace unos años una web no era accesible a cualquier bolsillo.  Los costos de comprar el dominio, contratar el hosting y el desarrollo de la misma hacía que fuese algo que solo las grandes empresas podían encarar.

Gracias al avance de la tecnología y al crecimiento y democratización de internet hoy cualquier persona u organización puede tener su propia página web beneficiándose de las oportunidades que ofrece el entorno digital.

Los gestores de contenido, con WordPress en el primer lugar de la lista, permiten hacer una web a costo realmente bajo, e incluso hacen posible que una persona sin conocimiento de programación, con un poco de ganas de aprender y un mínimo esfuerzo desarrolle por si mismo y publique su sitio online.

Registrar un nombre de dominio cuesta menos de 300 pesos anuales en Argentina,  alojar la página web en un buen servicio de hosting puede costar unos 100 pesos por mes y el costo de utilizar WordPress o Joomla u otros gestores de contenidos es cero ya que son gratis.  

En “Tené una web profesional desde cero” hago un análisis más extenso de este tema.

Mito #2 : Las páginas web son para las grandes empresas.

Todavía hay personas que creen que tener una página web es algo exclusivo de las grandes marcas o empresas. En mi artículo “Tu negocio en internet no es lujo, es necesidad” me referí a esta creencia.

El uso de internet está tan extendido que hay clientes para todos. Se pueden ofrecer productos y servicios masivamente al gran público, a sectores definidos o a pequeños nichos de mercado. Explotar modelos de negocio clásicos o sistemas de gran popularidad en internet como son los  membership sites.

A diferencia de lo que se cree quienes más beneficio pueden obtener de la presencia digital y de una buena gestión de la misma son los profesionales, las pymes y los pequeños comercios pues con una mínima inversión pueden captar nuevos clientes y explotar oportunidades de negocios que serían imposibles sin una página web en internet.

Mito #3 : No sirve tener una página web.

Aquellos que opinan de este modo tuvieron una mala experiencia o escucharon a quienes la tuvieron. Una página web no es algo infalible, es una herramienta que si no está bien planteada y desarrollada o se utiliza de modo incorrecto no otorga ningún beneficio.

Hay cientos de razones por las cuales una página web puede no estar dando los resultados que se esperan. No es asunto de este artículo enumerar todas las posibilidades, solo voy a centrarme en cuatro categorías genéricas:

    1. Falta de objetivos u objetivos poco claros: Un sitio web tiene que tener un objetivo, estar en internet por estar sin una estrategia no sirve.
    1. Malos profesionales: En cierto momento hubo muchos “vende humo” que se dedicaron a ofrecer sitios web prometiendo milagros.  Aprovechando el boom de internet de hace algo más de una década salieron a vender la idea de que con una pagina web cualquiera se podía hacer millonario casi sin esfuerzo.  Muchos confiaron y terminaron defraudados.
    1. Una página web de baja calidad: Para que una web funcione debe estar hecha en forma profesional siguiendo los estandares y las buenas prácticas de la industria.  Elementos como la usabilidad, velocidad, adaptación a distintos dispositivos y otras cuestiones vitales deben estar presentes en el sitio web pues de lo contrario el mismo no va a funcionar como debe hacerlo.
  1. Mala o inadecuada gestión del sitio web: Así como no sirve estar por estar en internet, tampoco sirve tener un sitio web y no gestionarlo en forma profesional. Una web desactualizada, que no indexa en buscadores, con poca o mala información no aporta nada, al contrario, resta ya que lo único que consigue es dar una pésima imagen al comercio o a la marca.

Mito #4 : No necesito una página web porque no vendo por internet.

Todos vendemos y lo hacemos permanentemente. Toda vez que nos relacionamos con nuestros clientes o posibles clientes estamos situados en una instancia del proceso de venta.

Aunque en tu página web no tengas un producto o servicio específico a la venta igual estas vendiendo. Esta realidad es una de las más importantes razones para insistir en que necesitás un sitio web. Si desarrollás una actividad comercial necesitas estar en internet con tu propia página web.  

En varios artículos de mi  blog hable de los muchos beneficios derivados de un sitio web profesional y de su gestión. Comunicarse con los clientes, captar nuevos clientes y oportunidades de negocios son asuntos claves que se hacen realidad gracias a la presencia online.

Un posible cliente puede encontrar tu página web en internet y gracias a ello concurrir a tu negocio a comprar. También puede ocurrir lo inverso, que alguien visite tu negocio físico y no compre, pero luego al visitar tu web y gracias a la información allí publicada decida volver y comprar aquello que estuvo mirando.

No me canso de decirlo, si sos profesional, tener un pequeño comercio o una pyme estas permamentemente vendiendo y no hay mejor canal, aliado y soporte que una página web funcionando las 24 horas “atendiendo” las consultas y captando clientes.

Mito #5 : No tengo web, me alcanza con Facebook.

Hay quienes opinan que una página web es algo innecesario pues cuentan con Facebook.

Es cierto que la gente está en Facebook pero eso no significa que Facebook sea la mejor opción o la única. No es una buena idea dejar que el éxito de tu negocio dependa de otra empresa se llame Facebook, Twitter, Instragram o Google.

Las plataformas online al estilo Amazon, Ebay, Mercado Libre o las redes sociales populares son empresas privadas que buscan su propio beneficio. Esto no significa que no sean útiles o que no puedan ayudar a que tu negocio crezca, por supuesto que ayudan y mucho, pero es un error depender de ellas.

Estos negocios tienen sus propias reglas y un cambio en dichas reglas puede dejarte fuera de juego. Debés tener tu propia página web para tener el control de todo. La estrategia ganadora es utilizar las redes sociales y las demás plataformas para llevar tráfico a tu sitio, asi es como debés hacer las cosas, hacerlo de otra forma es riesgoso, tanto que puede significar el fin de tu negocio.

Mito #6 : Mi negocio funciona sin página web.

Hay muchos comercios que funcionan maravillosamente bien sin necesidad de estar en internet, sin una página web propia y con una gestión de redes sociales ausente o de baja calidad.

Son comercios que apuntan a la venta al mostrador a la presencia física están acostumbrados a hacer las cosas de una manera y no quieren cambiar pues no ven el beneficio de migrar al ámbito digital.

El problema con esta forma de pensar es que no consideran que lo que hoy funciona mañana puede no funcionar. No están prestando atención a los profundos cambios que se dan a partir de la tecnología y los avances en las formas de producir y distribuir esos productos y servicios, tampoco prestan atención a los cambios en el modo de consumir que están llevándose adelante.

Cuando las nuevas generaciones acostumbradas a hacer todo en internet sean quienes tengan mayor fuerza de compra estos comercios a menos que se adapten lisa y llanamente van a desaparecer.


Estrategia perdedora: No darte cuenta que el mundo cambió y sigue cambiando a gran velocidad y los cambios son profundos. No ser parte de la revolución digital te va a dejar afuera del negocio.

Estrategia ganadora: Entender que tu negocio tiene que tener presencia digital y que tu página web debe ser el centro de todas las acciones que se desarrollen online.