Tips imprescindibles para hacer un sitio web vendedor

 

Hola de nuevo! Con este artículo termina la serie “Tené una página profesional desde cerovoy a darte una serie de tips imprescindibles para hacer un sitio web vendedor. Todos los elementos de tu web tienen que estar optimizados al máximo. 

Si tu sitio no te sirve para vender mejor no tengas ninguno.

En mi artículo “No gastes plata en una página web” te expliqué que tu presencia en internet depende de tus objetivos, por ejemplo vender. Entiendo el proceso de venta desde la perspectiva del inbound marketing. Considero que vender no es solamente poner un producto en la web con un precio y un botón que diga comprar.

Tu venta empieza desde el mismo momento en que un posible cliente se encuentra con vos en internet, en tu web, en una red social o al recibir un e-mail y la venta continúa en forma permanente y en cada contacto. Se extiende más allá del exacto momento en el que te compró un producto o contrató un servicio. Deleitar al cliente, darle un buen soporte, responder sus dudas, todo es vender. Vender no es cosa de un momento, es un proceso.

Desde esta perspectiva el primer contacto que tenga tu posible cliente con tu sitio web va a ser determinante y definitivo, lo vas a ganar o lo vas a perder para siempre.

Unos pocos segundos son la diferencia entre captar un nuevo cliente o perderlo para siempre.

Vos navegás en internet. No hace falta que te explique que como usuarios cada vez somos más impacientes, queremos todo ya, rápido, casi instantáneo. Google hace mucho incapié en esto, al punto de penalizar a aquellos sitios que tardan mucho pues considera que la experiencia del usuario en esos casos no es satisfactoria.

Nuestra web debe ser rápida, ligera, sin cosas raras como flash o pesados videos que tarden en cargar, tiene que estar bien optimizada. Lo mismo ocurre con los contenidos. Tu posible cliente solo te dará un par de segundos (literalmente) para que le cuentes quien sos, que le ofrecés y por qué razón debería elegirte a vos o comprar tus productos en vez de ir a otro sitio.

Above the scroll, el lugar donde ocurre la magia!

Cuando se carga tu sitio web quien lo visita debe saber sin lugar a dudas que tenés para ofrecerle.

El término “above the scroll” viene de la gráfica, cuando un kiosco exhibe los diarios doblados la parte visible de la portada es la que debe tener el contenido más importante el “gancho” que impulse al cliente a comprarlo. Este concepto llevado al diseño web implica que el contenido relevante de una página web debe estar visible al principio de la misma sin necesidad de que los visitantes hagan el “scroll”.

Aunque las diapositivas los videos de fondo y las animaciones estén de moda no van a ayudarte a vender nada a menos que sean parte de una estrategia bien pensada y principalmente medible.  Evitá cualquier contenido que distraiga.

Como se dice vulgarmente “hay que ir  a los bifes” Cuando carga tu web tu visitante tiene menos de cinco segundos para saber que tenés para ofrecerle y que beneficio obtiene de ello. Lo primero que vea en tu web es fundamental. Si captás su interés seguirá navegando por otros contenidos, si no captás su interés se irá a otra web que ofrezca lo mismo que vos.

Prestá atención, mucha atención a tus textos.

No te vayas por las ramas. En mi artículo “Lo que” me refiero a este tópico. Escribí textos simples, claros, concisos.

Se original.  Evitá escribir cosas tales como : “Somos profesionales jóvenes que amamos la innovación y el desafío de superarnos día a día…”.  o “Nuestros productos son los mejores, experiencia y trayectoria avalan nuestro negocio”…¿What?  Eso no sirve, son frases hechas, nada originales, demasiado genéricas, nadie las entiende y peor aún, nadie se las cree.

No hay mejor originalidad que ser uno mismo. Tu principal virtud es ser quien sos, es tu diferencia, potenciala.

Tenes que desmarcarte de tu competencia ofreciendo aquello que te diferencia de los demás, escribí desde la verdad de lo que sos y de lo que tenés sin copiar a nadie, los textos impostores saltan a la vista.  Tu proposición única de venta tiene que ser honesta y dejar en claro el beneficio de tu oferta de productos o servicios por sobre otros similares.

Cuidar la imagen es fundamental. Es tu marca quien habla.

Un mensaje poderoso, optimizado, orientado a las ventas puede perder toda su efectividad por un mal diseñoEs fundamental cuidar la estética de tu sitio web, no como el único elemento que pueda significar el éxito o fracaso de tu estrategia comercial, sino como otro de los tantos elementos que conjugados te acercan a ese éxito.

La tipografía, los colores, las imágenes, la disposición de todos estos los elementos en tu sitio web tienen que ayudarte a dar énfasis a tu mensaje y a la voz de tu marca.  Así como un texto escrito en forma profesional hace diferencia lo mismo ocurre con la parte estética de tu sitio.

Recordá que tenes un sitio web para conseguir clientes y tiene que estar optimizado para tal fin, tu sitio web no te tiene que gustar a vos, tiene que gustarle a tus clientes y vender. Una foto de mala calidad de un producto puede significar que pierdas una venta. Un color de fondo que incomode a quien lee hará que este abandone tu sitio sin comprar. Cada componente de tu web tiene que estar cuidado.

La usabilidad de tu sitio web es fundamental. El que no encuentra lo que busca se va a otro sitio.

La usabilidad es un tema apasionante y demasiado amplio para tratarlo con detalle en este artículo. Voy a darte solamente algunos puntos de partida, algunos tips al azar para que a partir de ellos pienses en la usabilidad de tu web.

Tu web tiene que estar diseñada de cara al usuario, buscando su mejor experiencia, tiene que ser intuitiva. Si tu web está bien hecha cualquier persona que acceda a ella debe navegar sin problemas, encontrar todos los contenidos sin ningún tipo de dificultad.

Los menús deben ser claros, de pocos niveles. Si el contenido es abundante debe estar perfectamente jerarquizado, categorizado, etiquetado y debe haber un buscador para encontrarlo fácilmente.

Una tienda online debe organizar tus productos por categorías. Adicionalmente las fichas de dichos productos tienen que estar completas no sólo describiendo las características de los mismos sino también mostrando sus beneficios. Los precios deben estar a la vista, si se aplica un descuento o un impuesto también tiene que estar visible.

La confianza en un e-commerce es fundamental, los enlaces hacia las páginas en las que se les indica a los visitantes cómo comprar, cuál es la política de devolución de productos, quienes son los responsables del sitio, cómo se gestionan los envíos y los aspectos legales tienen que estar a un click de distancia de lo contrario el cliente tendrá la sensación de que le queremos ocultar cierto tipo de información.

El formulario de contacto debe ser accesible. Es frustrante para quien visita tu web querer contactarte y no encontrar la manera de hacerlo.

La usabilidad no se agota en la versión de escritorio de tu web. Es necesario pensar también en la experiencia del usuario que accede a tu página desde un dispositivo móvil . A la fecha más de la mitad de las personas que acceden a internet lo hacen desde dispositivos móviles.

La llamada a la acción le da sentido a tu web.

En “Conversiones en tu sitio web” hablé del término convertir y de la llamada a la acción.

Cuando vas a comprar a un negocio físico y te atiende un buen buen vendedor el te llevará, te irá guiando hasta que finalmente compres algo.

En tu web no hay un vendedor que pueda conversar con tu visitante para saber que necesita (no todavía).  Por eso es extremadamente importante la manera en que planteamos nuestro sitio web pues todos los elementos juntos, textos, navegación, imágenes, videos, etc forman parte de un camino que debe desembocar en una conversión, si así no ocurre tu web no sirve.

Entre todos los elementos la CTA (llamada a la acción) tiene una importancia vital guía a nuestro visitante a que realice esa acción que nosotros definimos en nuestra estrategia, una acción que es el punto de llegada del camino que mencioné en el párrafo precedente.

Una llamada a la acción no necesariamente busca una una venta, puede ser el registro al sitio web, la suscripción al boletín de noticias (newsletter), llenar un formulario. La llamada a la acción expresará eso que deseamos que haga quien llegó a nuestra web.

La llamada a la acción debe ser una, no puede haber muchas y distintas. Si decimos “comprar” no podemos decir al mismo tiempo “suscribite a nuestro newsletter”. No sirve indicarles a las personas que hagan varias cosas, eso los distrae y los confunde. Esta obviedad, muchas veces es pasada por alto.

Conclusión.

Tener un sitio web profesional es ni más ni menos tener un sitio web que funcione según tus planes.

Si vendés productos tiene que producir ventas, si ofreces servicios profesionales tiene que generarte contactos comerciales y así sucesivamente según cada caso.  Una web profesional no es un sitio bonito de lindos colores, es algo más.


Estrategia perdedora: Pensar que un sitio web es un folleto online para poner la dirección de tu negocio y una foto.

Estrategia ganadora: Convertir tu sitio web en particular y tu presencia digital en general en una verdadera máquina de ventas.


Hoy finalizó la serie que empezó con el artículo “Tené una página web profesional desde cero“. Espero que apliques mis sugerencias para que sean de utilidad en tu negocio. 

Podés dejarme tu inquietud.

ante cualquier duda o consulta podés dejarme un mensaje en mi formulario de contacto voy a responderte a la brevedad. Muchas gracias!

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Te dejo la versión audio.

Tips para publicar un sitio web vendedor es la versión audio de este artículo. Te dejo el enlace para que lo escuches y te invito a suscribirte a mi podcast

Podés escuchar Marketing digital para gente como uno en tu app favorita. IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Spreaker > Hacé clic y suscribite < para no perderte ningún episodio.