Los sitios web no son suficientes para ganar dinero en internet.

Los sitios web son formidables herramientas para potenciar tu negocio o actividad profesional siempre y cuando estén apuntalados con técnicas de marketing digital. Publicar una web y sentarse a esperar clientes es sinónimo de fracaso.

Los sitios web de la antigüedad.

Cuando se empezó a popularizar internet los sitios y portales web solo eran accesibles para unos pocos.

Los grandes empresas e instituciones generaban contenido que la gente consumía. Por supuesto dicho contenido ni por asomo se parecía al contenido actual. Todo el contenido se resumía en  textos, pocas imágenes y era mayoritariamente estático, lo más común era navegar por internet de link en link, al mejor estilo Wikipedia.

No había redes sociales, no existía youtube, imposible ver video o escuchar audio. Era una internet para pocos, lenta, fea y cara.

Con el paso de los años, el abaratamiento del hardware, el avance del software y toda la electrónica de comunicaciones y consumo internet se transformó en lo que hoy conocemos.

Asombra que en la actualidad todavía haya personas e incluso empresas y organizaciones que parecen no haberse dado cuenta de los cambios de la tecnología y de los hábitos de consumo de todos los que hacemos uso de internet.

Todavía hay gente que usa su sitio web para poner la dirección del negocio, el horario de apertura y cierre, alguna foto mas o menos linda de un producto o del local y un correo electrónico por las dudas.

Ellos no son culpables de ver internet y las páginas web de esta manera. Son parte de un entramado en el cual se destacan pseudo profesionales que asesoran de forma incorrecta o realizan sitios web que no sirven para nada.

Como indiqué en mi nota no gastes plata en una página web, de nada sirve estar online si no hay detrás un objetivo relacionado y alineado a los objetivos de tu actividad comercial.

Los sitios web deben servir a un objetivo.

Muchas veces en este blog me referí a esta cuestión. La presencia en internet no es algo optativo, es casi una obligación.

Tu negocio tiene si o si que estar en internet, no importa que directamente no vendas u ofrezcas un servicio online. El hecho es que tus clientes y tus clientes potenciales están en internet y precisamente están buscando eso que vos ofreces.

Por lo tanto es vital tener presencia para aprovechar el entorno actual y para asegurar tu supervivencia pues en un futuro cercano no habrá negocio que pueda sustentarse sin contar con una fuerte presencia en el ámbito digital.

Actualmente un gran porcentaje de la gente consulta la web antes de realizar una compra o contratar un servicio, y es una tendencia que va en alza. En breve tiempo quien no esté en internet no podrá aprovechar esta realidad y quedará prácticamente en el olvido.

Voy a insistir hasta el cansancio. Debés estar en internet y tenés que estar con tu propio sitio web para no depender de terceros, esta es la mejor manera de utilizar la web para tu negocio, eso si, no alcanza con publicar la web, hace falta algo mas.

Los sitios web no son algo mágico ni milagroso.

Con frecuencia quienes se dedican al diseño web, ya sean personas o empresas con el afán de vender mucho y rápido crean la idea de que para triunfar en internet solo hace falta un sitio web y que ni bien tengas uno ya vas a estar aprovechando los beneficios. Nada más lejano de la realidad.

Los sitios web no son lámparas mágicas de un genio que al frotarlas cumplen todos nuestros deseos, o varitas mágicas que con solo recitar un abracadabra hacen llover clientes.

Los sitios web son una herramienta que bien optimizada nos ayudará a que nuestra actividad comercial de un salto de calidad, pero para que ello ocurra se hace necesario trabajar sobre la misma, y ese trabajo es un trabajo permanente y multidisciplinario.

Para que los sitios web logren tus objetivos tenés que trabajar mucho.

Vamos a suponer que sos profesional y querés aprovechar internet para conseguir clientes. Aunque es indispensable tener un sitio web no es suficiente.

Para conseguir clientes para tu web, la gente te tiene que encontrar, para que la gente te encuentre es necesario que aparezcas en Google cuando ellos busquen lo que vos ofreces.

Para aparecer en Google o en otro buscador tu sitio web tiene que estar optimizado, tener lo que se denomina un buen SEO, además los contenidos de dicha web deben también estar optimizados. Tenes que generar contenido de valor para tu público objetivo a fin de posicionar tu web en forma orgánica.

Si no tenés tiempo para generar contenidos (notas de blog, videos, audios,  imágenes o infografías) entonces vas a necesitar hacer publicidad paga en Google (google adwords) , en Facebook (facebook ads) , o en las variantes que ofrecen otros buscadores y otras redes sociales como twitter, linkedIn, Youtube, etc.

Pero para que la publicidad que pagás rinda sus frutos y  lleve gente a tu página web  tus campañas deben estar optimizadas y para hacer esto debes conocer cómo funcionan los sistemas de publicidad digital e invertir tiempo ajustando dichas campañas.

Sin embargo el trabajo no termina cuando tus posibles clientes llegan a tu sitio web pues una vez ahí vas a tener que lograr conversiones, o sea, que dicho público realice esas acciones previamente definidas en tu plan de marketing.

Estas acciones pueden ser compar algo, suscribirse a tu newsletter, dejar su correo electrónico, suscribirse a tu sitio de membresía, sea cual fuere el tipo de conversión para que esta ocurra tu web debe estar perfectamente optimizada, bien diseñada siguiendo las premisas de la usabilidad y con contenidos claros buenos textos y llamadas a la acción.

Si la gente llega a tu web y se va sin hacer nada deberás analizar su comportamiento con herramientas como Google Analytics y mejorar tu sitio para lograr esas conversiones que se te escapan.

En síntesis, los sitios web no funcionan solos, se requiere mucho trabajo, conocer distintas técnicas y herramientas y aplicarlas en pos de tus objetivos comerciales.


Estrategia perdedora: Publicar un sitio web y creer que por si solo, sin hacer nada más, te traerá clientes.

Estrategia ganadora: Entender que los sitios web son una parte esencial de tu presencia digital pero que deben ser apuntalados con toda una serie de técnicas de marketing digital y mucho trabajo.