Marketing digital para gente como uno

Episodio 136 | Técnica para dejar de postergar el comienzo de un proyecto.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast | Audiobip

Una de las cosas más complicadas a la hora de empezar un proyecto es precisamente arrancar, dar ese primer paso, el puntapié inicial. Muchas veces nos quedamos esperando ese momento ideal que nunca llega. Hoy te traigo una técnica que utilizo para mi trabajo y los proyectos de clientes que seguro te va a ayudar.

Arrancar es lo más complicado.

Si alguna vez tuviste una idea seguramente te paso eso de “esperar el momento ideal para empezar a desarrollarla”.  Lo de postergar el arranque de un proyecto es más común de lo que te imaginás.

Algunas personas se esconden en el perfeccionismo y a otras les aqueja eso de la “parálisis por análisis” lo cierto y concreto es que nunca empiezan o cuando finalmente se deciden ya perdieron un tiempo precioso que lógicamente no se recupera.

El miedo al fracaso.

A veces detrás de todas las excusas que señalan los que tienen una idea pero postergan indefinidamente su comienzo se oculta el miedo.

En este podcast hablé del emprendedor y el miedo al fracaso y también de propio fracaso al que prefiero llamarlo intento para evitar así toda connotación negativa.

Si te pasa esto no tenés que bajar los brazos, solo identificar esos mecanismos que te están demorando para que cuando aparezcan puedas lidiar con ellos y avanzar. La técnica que te propongo puede ayudarte mucho.

Tu cerebro es el culpable.

Vos, yo todos estamos diseñados para ahorrar recursos. Es por ello que cada vez que vamos desde nuestra casa al trabajo lo hacemos por el mismo camino, igual al volver.

Al cerebro no le gusta que gastemos recursos innecesariamente, por eso cada vez que decidimos hacer algo nuevo nos cuesta una enormidad.

Además de lo anterior también juegan otras cosas que tienen que ver con nuestra psicología como te expliqué en el párrafo anterior cuando hable de los miedos.

Luego de analizar comportamientos propios y de mis clientes pensé en una manera más sencilla de hacer las cosas para que empezar no sea tan complicado.

Dividir las tareas y disponer de un tiempo mínimo para hacerlas.

Una de las cosas que empecé a hacer (tampoco es una idea mía) fue dividir las grandes tareas en pequeñas.

En segundo lugar destinar para la realización de dichas tareas pequeñas unidades de tiempo.

Gracias a esta técnica las tareas se van haciendo sin que signifique esfuerzo o presión alguna.

Un ejemplo de la técnica aplicada.

Supongamos que querés tener un negocio online. Una tienda online.

Al pensar en este tipo de negocios vienen a tu cabeza una cantidad enorme de asuntos y tareas por hacer.

El sitio web, los productos, las fotos, los textos, los precios, proveedores, promoción y publicidad y decenas de otros elementos. Tantos que es imposible encargarse de todos a la vez.

Entonces, para empezar y avanzar con buen paso te propongo aplicar la técnica que te mencioné y de acuerdo a ella hacer lo siguiente:

Las primeras 2 a 3 semanas asignar solamente 5 horas por semana a realizar tareas importantes.

  • Lunes: 1 hora para escribir sobre el objeto de tu proyecto (en este caso tu tienda).
  • Martes: 1 hora para pensar en los productos y en tu cliente.
  • Miércoles: 1 hora para enforcarte en tus competidores.
  • Jueves: 1 hora para pensar en formas de publicitar y promocionar tu negocio.
  • Viernes: 1 hora para pasar en limpio todo lo hecho en los días previos.

Si durante la semana no disponés de tiempo podés hacerlo el fin de semana un par de horas cada día.

La idea detrás de esta técnica.

La clave es empezar de una buena vez, aunque sea por lo mínimo, aunque sea algo incompleto o en borrador. Es romper la inercia y ponerse en movimiento.

Bajar de la abstracción al mundo de lo real y concreto. De paso, al completar estas “mini tareas” vas obteniendo tus primeros logros, esto ayuda a mantener las ganas y la energía.

Estoy convencido de que aplicar estos conceptos te ayudaran a iniciar y continuar tus proyectos por la buena senda.

Enlaces.

Te dejo enlaces a otros contenidos propios relacionados con el tema de hoy.

Episodio 4 | El emprendedor y el miedo al fracaso.

Episodio 6 | El desafío de emprender.

Episodio 21 | Las ideas no valen nada sino se ejecutan.

Episodio 34 | Hablando del perfeccionismo.

Episodio 54 | El emprendedor no tiene miedo a la escasez.

Contacto.

Espero que este episodio haya sido de tu agrado. Te dejo el formulario de contacto para que me hagas llegar tus dudas consultas o sugerencias. Al toque te voy a responder.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
1
¿Alguna duda, consulta? ¡Mandame un wasap :)!
Powered by