977 Invertir para tener éxito.


Suscribite para escuchar Marketing digital para gente como uno en: IVOOX | Spotify | Stitcher | Google podcast | Apple podcast 

Sin importar cuál sea tu idea de éxito lo cierto y concreto es que para alcanzarlo vas a tener que trabajar duro y durante un largo periodo de tiempo. En el proceso tendrás que elegir entre prestar atención a ciertas cosas o no hacerlo. La pregunta es ¿cuánto vas a invertir para tener éxito? Recordá: nada es gratis.

¿Cuánto estás dispuesta o dispuesto a invertir para tener éxito?

Si estás por emprender o ya lo estás haciendo es necesario que pongas pausa y respondas esta pregunta con total honestidad, o al menos lo intentes. (no siempre tenemos todas las respuestas a las preguntas que nos hacemos).

La idea de este ejercicio es que te pongas a pensar cuánto estás dispuesto o dispuesta a dar para lograr los objetivos que tenés, tus sueños, para llevar a la acción esa idea que enamora.

Te aclaro que cuando hablo de éxito me refiero a lo que para vos es el éxito.

Cada persona tiene una idea distinta. Hay quienes consideran éxito crear un negocio enorme con muchos empleados y presencia en distintas ciudades o países, están también los que se sienten con éxito simplemente por vivir haciendo lo que les gusta, generando su propio sueldo.

Volviendo a la pregunta inicial considero oportuno dividirla en dos.

  1. ¿Qué estás dispuesta o dispuesto a hacer para llegar a tu éxito?
  2. ¿Que no estás dispuesta o dispuesto a hacer para lograr ese éxito?

Toda persona que emprende sabe que para alcanzar objetivos es igual de importante lo que hace que lo que decide no hacer.

Las dos visiones del éxito emprendedor.

Cuando te metés de lleno en el mundo del emprendimiento podés correr el riesgo de confundirte y pensar que todo es sencillo ya que la primera visión, el primer camino que se te aparece, es el camino romántico, el más glamoroso, el de los casos de éxito .

El camino ideal del emprendimiento.

En este camino (que muchos creadores de contenido y referentes proponen) todo fluye de forma natural, el éxito se alcanza prácticamente sin esfuerzo y en breve tiempo. Si vos pensás que el emprendimiento se parece a este camino es probable que pienses de la siguiente manera.

  • Tengo una idea > lanzo la idea > tengo éxito.
  • Instalo WordPress > escribo 10 artículos en el blog > me leen miles de personas > gano dinero.
  • Publico un podcast > me escucha todo el mundo > vendo productos y servicios.
  • Publico contenidos en redes > creo una comunidad > vivo de ingresos pasivos.

Muchas emprendedoras y emprendedores al comenzar tienen un esquema mental similar al de los ejemplos que te doy. Consumen contenidos y siguen a personas que les dicen que emprender es super fácil y por lo tanto obtener resultados es algo que se da en forma natural cuando en realidad no lo es.

¡Ojo! No digo que no puedas tener éxito emprendiendo, si vamos al caso soy un ejemplo de alguien que vive de lo que le apasiona y todo gracias a crear un podcast, el asunto es que no logré el éxito de un día para el otro. Obtener mi primer cliente a partir del podcast me llevó un año y un mes.

Tampoco niego que puedas tener suerte, obtener resultados y llegar al éxito de forma rápida. Es probable, pero no es lo más común.

El camino real del emprendimiento.

Del otro lado de la moneda se encuentra la realidad del emprendimiento. Un camino en el que abunda el trabajo duro, los altibajos, el esfuerzo sostenido, la persistencia, los pequeños éxitos y también los fracasos.

El emprendimiento de la vida real en nada se parece al emprendimiento glamoroso de los casos de éxito que aparecen en los videos de YouTube y menos aún a las recurrentes historias de emprendedores multimillonarios que comenzaron en el garaje de su casa.

Para lograr éxito con una idea, para vivir de lo que te apasiona, para lograr ingresos haciendo lo que se te da bien tenés que invertir tiempo, esfuerzo, energía y tantísimo más. Como dicen por ahí «picar piedra«.

Por eso volvemos a la pregunta ¿Qué estás dispuesto o dispuesta a invertir para lograr el éxito?¿Qué vas a dejar de lado para lograrlo?

Para lograr el éxito en tu emprendimiento debés dar algo a cambio.

De afuera es fácil pero recordá que no es oro todo lo que reluce.

Crear una comunidad de miles de seguidores en redes sociales, sumar suscriptores a tu canal de YouTube, vender cursos online, hacer crecer la lista de correos de los clientes de tu negocio son todas actividades que demandan mucha inversión en tiempo, esfuerzo y dinero.

Si a esto le sumás que para tener éxito con tu negocio previamente necesitás tenerlo en redes sociales, en tu YouTube o en tu lista de correos el esfuerzo y el trabajo necesario se incrementa.

¿Qué vas a invertir para tener éxito? ¿Cómo vas a pagarlo?

  • Trabajar horas extras.
  • Trabajar los fines de semana.
  • Invertir dinero.
  • Capacitarte para aprender lo que no sabés.
  • Animarte a hacer lo que nunca hiciste.
  • Cambiar tus rutinas por nuevas que te ayuden a crecer.
  • Vender algo para financiar tu emprendimiento
  • Conseguir un trabajo de tiempo parcial para obtener un ingreso hasta que tu idea dé dinero

Aquí te enumeré una serie de ejemplos, imagino que a la lista podrás añadir los tuyos propios. El asunto es que tengas bien en claro tu compromiso.

¿Qué vas a dejar de hacer para tener éxito?

En un párrafo anterior te indiqué que todo emprendedor sabe que es igual de importante decir sí a ciertas cosas como decir no a otras.

  • No voy a mirar televisión en la semana.
  • No voy a salir de fiesta todos los fines de semana. Saldré menos.
  • No voy a gastar dinero en cosas que no necesito. Voy a ahorrar para mi emprendimiento.
  • No voy a trasnochar. Me acuesto temprano para madrugar y trabajar a primera hora del día.

Nuevamente te toca a vos hacer tu propia lista de las cosas que ya no vas a hacer. Esto también es “pagar por tu éxito”.

Estas listas siempre las tenés que tener presentes.

Hacer la lista de las cosas que vas a hacer y de las que no va más allá de un mero ejercicio mental. La idea de la lista es que la tengas siempre a mano y cuando corresponda la utilices para tomar acción.

Por ejemplo si decidís acostarte temprano y madrugar para trabajar esto tiene que verse reflejado en el “time blocking” de tu calendario, lo mismo si decidís trabajar algún fin de semana.

Estas son listas de compromiso, son un marco de referencia, tu éxito depende de cumplir ese compromiso.

El factor tiempo: tu inversión para el éxito es para siempre.

En el mundo real del emprendimiento no alcanza con un esfuerzo inicial. No basta con esforzarte un poco y luego poner el piloto automático, las cosas no se hacen solas.

Si trabajás en soledad vas a tener que esforzarte de forma permanente, si incorporás alguien a tu sociedad, contratás colaboradores o tercerizás seguramente va a aliviar tu trabajo, pero esto no significa que te tires a tomar sol pretendiendo que tu negocio siga funcionando bien.

Emprender es una forma de vida, por eso es fundamental que elijas hacer algo que te guste y te motive.

Recién te conté que tuve que esperar más de un año para conseguir mi primer cliente con el podcast. Esto no lo hubiese hecho si no me apasionara lo que hago, hubiese bajado los brazos antes de lograr el éxito con las evidentes consecuencias.

Invertir para tu éxito: 3 pasos claves.

  1. Reconocer que crear un negocio, lanzar un proyecto o lograr una gran comunidad en redes sociales es un trabajo 100% real. En muchos casos vas a tener que trabajar más que cuando trabajabas para otra persona en un empleo regular. Todo comienza reconociendo que el emprendimiento real no es cosa de “soplar y hacer botellas”.
  2. Crear tu lista de lo que vas a hacer y lo que no para obtener el éxito que estás buscando. Ahorro o no ahorro, miro series o descanso, me acuesto tarde o mejor temprano para madrugar, etc. Pensá en esta lista como una lista de compromiso con tu proyecto y su éxito.
  3. Incluí en tu plan de acción aquello con lo que te comprometiste en tu lista anterior. Como ejemplo el que hoy te dí: si te comprometés a trabajar una hora más cada día esto tiene que verse reflejado en los horarios de tu calendario. Si no lo “aterrizás” no te vas a comprometer.

Conclusión

Soy insistente con la idea de prestar atención al mundo real del emprendimiento, una realidad que en la mayoría de los casos en nada se parece a ese emprendimiento “glamoroso” que nos quieren vender.

El mundo real tiene más riesgos, menos romanticismo, más esfuerzo, algo de estrés, alegrías, tristezas, altibajos y una extensa lista de otros elementos con los que tenés que aprender a lidiar. Sin embargo es el único camino posible, un camino que si lo transitás con garra y corazón te llevará a ese éxito que estás buscando. Esto si te lo puedo garantizar.

¿Estás invirtiendo para lograr el éxito?

Me gustaría que me cuentes como va lo tuyo, tu negocio, proyecto, tu emprendimiento. ¿La cosa va bien o se complica? ¿Qué te pareció el episodio, mi opinión? ¿Estás de acuerdo? ¿Vos qué pensas? Dejame tu comentario en el formulario.

Quiero darte una mano.

Como Consultor de Marketing cada día me encuentro con profesionales, emprendedores y dueños de negocios que no le encuentran la vuelta y pierden tiempo, dinero y recursos en acciones que no les dan resultados positivos.

Puedo decir, con satisfacción, que toda vez que hacemos una consultoría no solo cambian su punto de vista sino también vuelven a motivarse y a ponerse en acción, luego llegan los resultados.

Si estás en el mismo lugar puedo ayudarte a cambiar tu historia para mejor. Contame en el formulario lo que quieras sobre tu negocio o emprendimiento, lo que te está pasando y lo que querés lograr. Voy a asesorarte e indicarte cuál de mis servicios se adapta a tus necesidades así podemos arrancar y mejorar tu marketing para mejorar tu negocio.

Contacto.

Te dejo el formulario para tus dudas, consultas o comentarios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.